Nadia Podoroska cayó en las semifinales de Roland Garros, en lo que fue el mejor torneo que disputó en su carrera y que hará que suba muchos escalones en el ránking WTA, aunque la tenista argentina demostró que intentará seguir disfrutando a pesar de los resultados.

“Disfruté de la vida, estoy feliz a pesar del resultado. Las tres semanas que he estado en París han sido muy positivas, el resultado de hoy no cambia eso”, expresó Podoroska tras la derrota ante la polaca Iga Swiatek por 6-2 y 6-1 en semifinales de Roland Garros.

“Lo hizo muy bien, no me dejó jugar. Todo el tiempo me hizo jugar incómoda, que es lo que yo no pude lograr. Abre muy bien la cancha, toma la iniciativa y si la pones a correr también es rápida. Se me escaparon algunas chances”, analizó sobre el juego de su rival, quien mostró una clara superioridad durante el partido.

Con su gran actuación en Roland Garros, tras avanzar desde la clasificación y llegar hasta semifinales, Nadia Podoroska se aseguró saltar más de ochenta lugares en el ránking WTA y desde el próximo lunes aparecerá entre las 50 mejores del mundo.

“No creo que cambie mi vida, cambiará mi ranking, los torneos que voy a jugar. Seré la misma persona, intentando mejorar mi juego. Para mí casi todo será igual, aunque estaré en mejores torneos con otras rivales, estaré más holgada de dinero para elegir dónde quiero ir. Pero básicamente será lo mismo”, cerró Podoroska dejando en claro su mentalidad.

Tras avanzar desde la clasificación, Nadia Podoroska venció a la belga Greet Minnen, la kazaja Yuliya Putintseva, la eslovaca AK Schmiedlova, la checa Barbora Krejcikova y la ucraniana Elina Svitolina para llegar a las semifinales, un hecho histórico para el tenis argentino que no tenía una representante femenina en una semifinal de Grand Slam desde Paola Suárez en Roland Garros 2004.