La cantante italiana murió este lunes a los 78 años. Ambos forjaron una gran relación cuando el 10 llegó a Nápoles

Este lunes trascendió la noticia del fallecimiento de Raffaella Carrá a sus 78 años. La diva del pop con su voz inconfundible y sus hits inoxidables conquistó los corazones de millones de fanáticos alrededor del mundo. Y uno de ellos era Diego Armando MaradonaSe conocieron en Italia y allí comenzó una gran amistad que, según algunos indiscretos, alcanzó la estatura de un romance jamás confirmado por las partes.

Se conocieron personalmente cuando Maradona llegó al Napoli y desde entonces cultivaron una grata relación. Muchas veces se vio plasmada en las invitaciones que recibió Diego para el programa que la cantante tenía en el prime time de la televisión italiana, el clásico Pronto Raffaella, que sirvió como inspiración para otro clásico vernáculo, el “Hola Susana” de Susana Giménez.

Maradona también la tuvo como invitada en su programa “La noche del Diez”. Fue el 24 de octubre de 2005 y fue también la última visita de Carrá a la Argentina. Allí se los vio recordando viejos tiempos y también se pudo disfrutar de un Diego que mostró sus dotes de malabarista con la pelota y de gran bailarín al ritmo de los hits que no faltan en ningún casamiento.

El día que partió el Diez

“Caro, caro amico mio soffro tanto e prego, ci hay lasciato troppo presto. Ti voglio bene. – Querido, querido amigo mio, sufro muchísimo y rezo por ti. ¡Nos has dejado demasiado pronto! Te quiero mucho. Diego Maradona”, escribió Carra en sus redes el 25 de noviembre de 2020 cuando se enteró de la muerte de su viejo amigo.

Y más tarde, en una entrevista televisiva, no podía dejar de llorar su partida. “Nos dejó demasiado pronto. Un gran dolor. A mí que no me gusta hacer vídeos para amigos, hice una excepción y le hice un cortometraje por sus sesenta años. Se lo enviaron y me dijeron que estaba conmovido de verlo. Éramos muy amigos. Era un bribón, pero muy generoso, capaz de dar saltos increíbles a pesar de su peligrosa vida entre las drogas y el alcohol”, reveló.

Carrá también recordó una anécdota risueña sobre la vez que Maradona fue invitado para conducir una velada del Festival de San Remo. “Una noche de 2001 vino a cenar a mi casa en Roma, estaba con Minà. Tenía que presentar San Remo y Diego me dijo: ‘Quiero hacerlo con usted'”, comenzó la cantante, a quien no le gustó nada la idea. Sobre todo porque aquellos años el exfutbolista venía de sufrir importantes problemas con el fisco italiano.

“Le respondí: ‘Diego, en este momento te detuvieron en el aeropuerto porque tienes problemas con la Agencia Tributaria de Italia, ¿y quieres ir a San Remo? Me alegraría, pero lo digo por tu bien: no ganas ni un céntimo, te va a ver todo el país y la prensa te va a masacrar'”, lo aconsejó.

Y siguió: “Él, como un niño, respondió: ‘¿De verdad? ¡Pero no fue mi culpa!’. Se fue como un perro apaleado”.

La noche que el Diez la sedujo frente al novio

Guillermo Coppola, viejo ladero de Maradona, dió detalles del día en que el Diez quiso seducir a la cantante. Y eso que ese día Carrá estaba acompañada por su novio, a quien el exmanager identificó como Giusseppe.

“Ese día tenía pantalón de lino color crema y chatitas. Una chica que ya llevaba 45 años de carrera y había empezado a los 15… Por ahí no te despertaba ese deseo. Pero siempre Raffaella. Currículum…”, comenzó la anécdota el representante sobre aquella cena en la casa de Carrá.

“En ese momento con Diego sabíamos cómo jugábamos. Yo tenía que mover, tenía que salir de la cancha. Estaba incomodando. La pelota no rodaba ¡Pero estaba el marido! “Acostumbrado a estas cosas, le dije: ‘Giusseppe, ¿no me hacés un café?’. Yo para picar con él a la cocina”, siguió Coppola. 

Y cerró: “Cuando vamos a la cocina, me dice: ‘Guillermo, dejalos estar así después no me rompe a mí’. ¡Nosotros jugábamos y él ya estaba adelantado!”.


-->