Su nombre era Eduardo Mario Leiva y vivía en Tandil. La mamá de la cantante falleció de cáncer en 2013

Hace un mes Ángela Leiva había expresado su felicidad porque su papá se había recuperado del cáncer. Pero después se contagió de coronavirus y entró en coma farmacológico. “Ahora también la está peleando. Yo esto no lo conté. Mi papá cuando le dan la noticia de que venció el cáncer, le diagnostican covid”, le había dicho a LAM en una entrevista.

Esta noche se confirmó la triste noticia de su fallecimiento. Cabe destacar que fue un durisimo golpe para la cantante que hace unos días había sufrido la muerte de su manager, Carlos

En una entrevista del mes de marzo, Ángela le contó a Revista Pronto:”Mi papá vive en Tandil, está en pareja hace varios años y tengo hermanastros. Y de mi mamá y mi papá tengo dos hermanos, que viven en Buenos Aires. ¿Si alguien sigue mis pasos musicales? A mi hermana le encanta cantar pero nunca se animó. Es mucho más tímida. Recién ahora se está animando, tomó seguridad y está con clases de canto. No sé, veremos si quiere dedicarse a esto”, contó.

Angela también habló de su infancia. “Mi papá, Mario, laburaba de carpintero y mi abuelo trabajaba para una empresa que hace rutas. La historia es así: mis abuelos maternos vivían en Buenos Aires cuando mi mamá era chiquita y por cosas de la vida, a mi abuelo le salió laburo en Tandil para hacer la ruta y se mudaron allá. Como se iban a que quedar tres años, directamente se asentaron en Tandil. Ahí se conocieron mis papás y por eso yo nací allí”, afirmó.

Sobre su mamá, Viviana, dijo: “Era ama de casa y le gustaba mucho hacer manualidades. Era muy creativa, se las rebuscaba y hacía de todo. De repente, vendía souvenirs para cumpleaños y hacía decoración. Tenía muy buen gusto y sabía rebuscárselas. Mi mamá murió de cáncer en 2013, cuando yo tenía 25 años. Vio parte de mi carrera artística y me acompañó mucho. Era mi fan número uno y le encantaba acompañarme desde un lugar muy particular”. 


-->