El novio de la mujer asesinada al costado de la ruta 7 en la localidad mendocina de Uspallata, que estaba internado desde el pasado viernes, falleció esta noche a raíz de las heridas que recibió en el ataque, por lo que el detenido ahora fue imputado por “doble homicidio agravado”, informaron fuentes judiciales

El fallecido es Cristian Ivars (45), quien estuvo internado cuatro días tras ser atropellado y atacado con un hacha junto a su novia Adela Rodríguez (46).

Fuentes judiciales informaron a Télam que el detenido Fernando Figueroa (43) había sido imputado el lunes por la fiscal Andrea Lazo por “homicidio simple en concurso real”, pero ahora la funcionaria recaratuló la causa como un “doble homicidio agravado”.

Además, Lazo dispuso que la pareja del sospechoso, que iba de acompañante durante el hecho, quede en libertad porque su declaración coincidió con las pruebas obtenidas durante la investigación por lo que descartaron su participación secundaria en el crimen.

Todo comenzó el jueves cuando las dos parejas fueron a comer un asado en la alta montaña, en la localidad de Uspallata, y en ese encuentro también compartieron bebidas alcohólicas.

Luego de varias horas, ya en la mañana del viernes, las cuatro personas decidieron regresar a bordo del auto Renault Scenic al mando de Figueroa y a su lado iba su pareja – quien quedó libre- y en los asientos traseros viajaban Rodríguez y su novio Ivars.

En un momento del trayecto, los investigadores establecieron que se produjo una discusión dentro del vehículo entre el conductor, Rodríguez y su pareja por la forma de conducir o por quién lo debería hacer.

La discusión ocasionó que Rodríguez y su novio bajaran del rodado a un costado de la ruta 7 y Figueroa aceleró y los arrolló a ambos para continuar con el viaje.

Sin embargo, a los pocos kilómetros dio la vuelta y regresó al lugar, bajó del vehículo con un hacha y los atacó.

Como consecuencia del ataque, Rodríguez sufrió heridas en la cabeza que le produjeron la muerte en el lugar, en tanto que Ivars quedó herido y fue encontrado después a la vera de la ruta luego de que un camionero diera aviso a la línea de emergencia 911.

Tras el ataque, el conductor escapó y horas más tarde en un control policial, en la ruta 52, frente al barrio Las Bóvedas, la Policía detectó el parabrisas roto a raíz de un supuesto accidente.

Luego ambos quedaron aprehendidos y a disposición de la justicia que en las últimas horas decidió imputar a Figueroa y dejar en libertad a su pareja.


-->