Se convirtieron en tendencia por traer aires de cambio al mercado laboral. Sin embargo, para ellos algo no se transformó: sus salarios

En Mendoza viven 620 mil millennials. Son la población más activa económicamente y, en promedio, ganas $24.000 mensuales y solo el 51% de ellos tiene trabajo formal.

Estos números poco alentadores surgen de un estudio realizado por la empresa Equifax, especializada en Big Data & Analytics.

Según refleja el análisis, menos del 1% de los millennials argentinos (el 0,9%) tiene un ingreso mayor a $93.801, mientras que el 3,8% percibe ingresos entre $49.301 y $93.800.

Por otra parte, el 9,8% cobra un sueldo de entre $27.301 y $49.300 y el 85,5% tiene un ingreso inferior a $27.301.Este gráfico revela el ingreso promedio de los millennials

Para continuar con la definición de sus perfiles económicos, según Equifax solo el 29% es titular de tarjeta de crédito. Además, esta generación nacida entre 1981 y 1996 tiene un nivel de endeudamiento promedio de $46.000, casi duplicando el nivel promedio estimado de ingresos.

Se observa cómo a medida que avanzan en edad, los millennials también aumentan significativamente su endeudamiento en relación a su ingreso.

LEER TAMBIÉN

Para los más jóvenes, de 24 a 28 años, el nivel de deudas es de $19.000 mientras su ingreso estimado es de $20.000; ahora, cuando se vea al grupo de 29 a 32 años, los compromisos por pagar son en promedio de $43.000, y sus ingresos rondan los $24.000. Quienes tiene entre 33 y 39 años son los que peor la pasan, pues deben unos $68.000, en contraposición con un ingreso promedio estimado de $27.000.

“Los resultados que arroja nuestro análisis ponen de manifiesto que la bancarización y la educación financiera continúan teniendo una oportunidad importante de desarrollo en el país, y particularmente entre los millennials, que son la principal fuerza laboral en la actualidad. Estamos convencidos de que la transformación digital tendrá un rol protagónico para impulsar la inclusión financiera, no sólo de esta generación, sino de forma transversal”, explica Gabriel García Mosquera, Managing Director de Equifax Argentina, firma que acudió a los datos de su Bureau y complementó con información del BCRA y también del área laboral de ANSES.

Consumo y pandemia

Ahora bien, la pandemia trajo cambios, sobre todo en el modo de consumir. Y estos son protagonizados mayormente por los millennials y los Gen Z (los más jóvenes, cuyos representantes mayores apenas rondan los 23 años).

Ambas generaciones, en este momento de emergencia sanitaria, han repartido su tiempo de entretenimiento en diversos medios digitales, y aumentando mucho más el uso de dispositivos móviles para casi todas las tareas.

LEER TAMBIÉN

Según el reciente estudio How Marketers Can Win with Gen Z and Millennials Post-COVID-19, de Boston Consulting Group (BCG), a nivel mundial, el 62% de estos jóvenes dedicaron su tiempo libre a redes sociales, el 70%a la transmisión de video y el 59% a los juegos.Ell 85,5% de los jóvenes argentinos tiene un ingreso inferior a $27.300.

En cuanto a gastos, el informe expresa que son los Gen Z y los millennials están liderando el cambio hacia el comercio electrónico. Desde que comenzó la pandemia, el 33% de estos consumidores han aumentado su gasto en línea frente al 23% de las generaciones anteriores.

“Durante una crisis, las generaciones más jóvenes experimentan cambios más drásticos en su comportamiento de consumo. Se estima que los millennials aumenten su gasto per cápita en más del 10% en los próximos cinco años y que la Generación Z lo haga en más del 70% en el mismo periodo. Conocer y adelantar los gustos de las generaciones más jóvenes es uno de los desafíos que están afrontando las marcas para seguir influyendo en sus preferencias de consumo”, explica Cristián Carafí, Managing Director y socio de BCG.

¿Qué tipo de productos son los que se espera aumenten su demanda? Un 10% neto de los consumidores espera aumentar su gasto en alimentos y bebidas envasadas, 12% en productos para el hogar y 6% en productos de salud cuidado personal. Esta tendencia se proyecta para los años posteriores a superada la crisis del Covid-19.Iprofesional