La condena fue vista como un muy esperado ajuste de cuentas para el productor de cine después de años de rumores sobre su comportamiento.

El productos de cine Harvey Weinstein fue declarado culpable el lunes en su juicio de violación y abuso sexual, sellando su caída de magnate de Hollywood al archivillano del movimiento #MeToo.

El veredicto llega tras semanas de testimonios desgarradores y dolorosamente gráficos de una serie de acusadoras que hablaron de violaciones, sexo oral forzado, manoseo, masturbación y proposiciones indecorosas justificadas en Hollywood como parte de la cultura del “casting de sofá”.

Fue hallado culpable de dos de los cinco cargos y evitó la cadena perpetua. Quedó detenido y la sentencia se conocerá el 11 de marzo. Se enfrenta hasta 25 años de prisión.

La condena fue vista como un muy esperado ajuste de cuentas para Weinstein después que años de rumores sobre su comportamiento se convirtieron en 2017 en el torrencial de acusaciones que destruyó si carrera y le dio lugar a #MeToo, el movimiento global para exhortar a las mujeres a pronunciarse y señalar a hombres poderosos por conducta sexual inapropiada.