Hoy caducó su contrato con el Barcelona y, por el momento, aún no llegó a un acuerdo para renovar.

Lionel Messi se acaba de convertir en jugador libre por primera vez en su carrera, a las 24 de este miércoles en España (las 19 en Argentina), y a más de 20 años de haber llegado a Barcelona, que todavía confía en acceder a un nuevo contrato con el rosarino que se encuentra concentrado en Ezeiza con el seleccionado argentino que se prepara para los cuartos de final de la Copa América.

En medio de las negociaciones, y con el futbolista abocado a la Copa América con la Selección Argentina, su futuro es todavía un misterio. La llegada de Joan Laporta a la presidencia fue una bocanada de aire fresco por haber transitado juntos el exitoso periodo en el que gobernó durante 2003 y 2010.

El burofax enviado por Messi para irse de Barcelona el año pasado fue el momento de máxima tensión con la dirigencia que en aquel entonces comandaba Josep María Bartomeu. El jugador finalmente no quiso hacerle juicio a la institución y decidió quedarse hasta el final de su contrato.

A pesar de la buena relación con Laporta, la continuidad no está asegurada. Las peticiones más importantes del jugador estarían relacionadas con el proyecto deportivo del conjunto blaugrana, que en las últimas temporadas no tuvo el protagonismo que había logrado sostener durante varios años.


-->