Mendoza te cuenta HECHOS Domingo, 20 de Octubre de 2019

La primera radio de Mendoza

Hacía tres años que la radio se enseñoreaba y crecía en el éter de Buenos Aires, desde aquel día fundacional, el 27 de agosto de 1920, cuando "Los Locos de la Azotea" realizaron, sino la primera, una de las primeras emisiones radiales del mundo.

Domingo, 20 de Octubre de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Domingo, 20 de Octubre de 2019 | Hacía tres años que la radio se enseñoreaba y crecía en el éter de Buenos Aires, desde aquel día fundacional, el 27 de agosto de 1920, cuando "Los Locos de la Azotea" realizaron, sino la primera, una de las primeras emisiones radiales del mundo.

Sólo unos pocos radioaficionados conocían su real existencia en Mendoza. Ellos pescaban las ondas emitidas en la Capital. Eduardo Bradley era uno de ellos.
Personaje famoso por haber sido, junto con el mendocino Zuloaga, los primeros en cruzar la Cordillera de los Andes en globo. Bradley se interesó por el tema, viajó a Europa, compró equipos y como gerente de Casa Decúrgez, que vendía los primitivos receptores a galena, planeó instalar una emisora precaria.
En junio de 1923 logró transmitir el discurso que dio el gobernador de entonces, Carlos Washington Lencinas, en la apertura de las sesiones de la Legislatura provincial. La novedad interesó al gobernador, quien impulsó a Bradley a seguir con sus ensayos. Pero recién el 17 de marzo de 1924 se realizó, formalmente, la primera transmisión radial. Ocurrió a la 1.30 de ese día. La primera voz que escuchó el aire de Mendoza fue la de Jorge Duclout. Nuestra provincia era la tercera en el país en usar el enorme adelanto tecnológico. Se recibieron reportes de escuchas lejanos, como el informe que diera el vapor "Asturiano" que escuchó la transmisión en alta mar, a 2000 kilómetros de nuestra provincia. La incipiente "Radio" fue bautizada con una sigla y un nombre "LOU Radio Parque", porque funcionaba en un chalet ubicado junto a los portones del Parque.
La prensa mendocina de la época se entusiasmó: "Brillante inicio de nuestra estación radiotelefónica...cuando ella habla, las demás deben callar y escuchar". Las demás eran las emisoras de Buenos Aires, ya con una trayectoria. El decreto del Gobierno mendocino N° 227 entregó en concesión a Bradley una emisora de 55 vatios de potencia.
Ordenaba la normativa: "Aparte del servicio noticioso y de las transmisiones de piezas musicales, será utilizada, preferentemente, como medio de propaganda de las bellezas y ventajas que la provincia ofrece al turismo, y de sus industrias y riquezas". Así fue el nacimiento de la primera emisora mendocina, la pionera, la que abriera el camino para esta explosión de radios que ahora puebla el dial. Mendoza empezaba a hacerse escuchar.

Seguí leyendo