Mendoza te cuenta Lugares Domingo, 22 de Setiembre de 2019

El Manzano Histórico

El lugar es bellísimo, con las primeras estribaciones cordilleranas, con arroyos que le dan explosiones de verde (Las Pircas y Arroyo Grande), y ahora, con cómodos alojamientos para disfrutar de una estadía seguramente poblada de buenos recuerdos.

Domingo, 22 de Setiembre de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Domingo, 22 de Setiembre de 2019 | El lugar es bellísimo, con las primeras estribaciones cordilleranas, con arroyos que le dan explosiones de verde (Las Pircas y Arroyo Grande), y ahora, con cómodos alojamientos para disfrutar de una estadía seguramente poblada de buenos recuerdos.

Pertenece al departamento de Tunuyán y se encuentra en el cruce de las rutas provinciales 80 y 94. Su nombre: "El Manzano histórico"
Era el año 1923, San Martin volvía a su tierra después del largo y sacrificado periplo por la libertad de los pueblos del sur. Ya había acontecido aquella famosa entrevista de Guayaquil y el gran General había decidido su regreso. En sus deseos andaban burbujeando las ganas de cambiar espada por arado y hacerse agricultor en su añorada finca de Barriales. El mismo San Martín definía su pensamiento: "Presencie la declaración de la independencia de los Estados de Chile y del Perú, existe en mi poder el estandarte que trajo Pizarro para esclavizar el imperio de los Incas, y he dejado de ser un hombre público; he aquí recompensado con usuras diez años de revolución y guerra. Mis promesas para con los pueblos en que he hecho la guerra están cumplidas: hacer su independencia y dejar a su voluntad la elección de sus gobiernos... mi existencia misma la sacrificaría antes de echar una mancha sobre mi vida pública; que se pudiera interpretar por ambición... "
Manuel Olazabal era coronel del cuerpo de Granaderos a Caballo, había regresado a Mendoza después de haber luchado en Chacabuco, Cancha Rayada, Maipú, y otras escaramuzas menores. Manuel lo conocía muy bien a San Martín, había sido su jefe, su guía y era su compadre. Al enterarse de su regreso fue a recibirlo cerca del paso de El Portillo. El libertador llegó montado en una mula zaina, luciendo en su cabeza un guarapón de paja de Guayaquil y cubriendo su cuerpo con un poncho chileno. Después del encuentro San Martín y Olazabal descansaron debajo de un manzano de la zona. El árbol se iba a transformar en un símbolo de nuestra historia.
El existente, es en realidad un retoño de aquella planta histórica, ya que el original fue destruido por una creciente en 1947. El lugar es Reserva Natural y Cultural. El monumento que recuerda aquel reencuentro, inaugurado en 1950, es obra del escultor Luis Perlotti. El mismo artista bautizó la obra con el nombre "Retorno a la Patria".
El Manzano Histórico se transforma en una fiesta de canto, patria y emoción cada 17 de agosto. El lugar también fue el inicio, el embrión, del actual Festival de la Tonada. Sus primeras acciones se desarrollaron en la escalinata del monumento y eso dio lugar a uno de los festivales folklóricos más importantes de nuestro país.

Seguí leyendo