Mendoza te cuenta PERSONAJES Domingo, 11 de Agosto de 2019

Charles Darwin en Mendoza

En 1831 Charles Darwin partió de Inglaterra a bordo del HMS Beagle, en una expedición exploratoria por gran parte del mundo. Recorrió la costa atlántica de Sudamérica realizando descubrimientos y tomando nota de lo mucho que para él era un asombro.

Domingo, 11 de Agosto de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Domingo, 11 de Agosto de 2019 | En 1831 Charles Darwin partió de Inglaterra a bordo del HMS Beagle, en una expedición exploratoria por gran parte del mundo. Recorrió la costa atlántica de Sudamérica realizando descubrimientos y tomando nota de lo mucho que para él era un asombro.

En el sur de nuestro país desarrolló investigaciones que luego reflejaría en su libro "Observaciones geológicas en Sudamérica": Por este viaje recibieron los nombres de "Beagle" el controvertido canal frente a Ushuaia y "Fitz Roy", un maravilloso cerro del sur patagónico, en homenaje al capitán del Beagle.
En 1835 el Beagle recala en el puerto de Valparaíso. Darwin decide explorar la cordillera de los Andes, del otro lado. Llega a Mendoza por el paso de El Portillo, tenía entonces 26 años. Sus contactos mendocinos lo llevan a Paramillos. Allí Darwin encontró 52 troncos petrificados de antiguas araucarias en posición de vida. Calculó que su antigüedad era de 230 millones de años, del período Triásico, cuando el Atlántico bañaba estos lugares.
Dice Darwin en sus apuntes: "El Dr. Robert Brown amablemente examinó la madera: él dice que pertenece a una tribu de pinos, compartiendo el carácter de la familia de las araucarias, pero con algunos curiosos puntos de afinidad con las coníferas. Se requiere un poco de práctica geológica para interpretar la maravillosa historia que esta escena una vez encerró; aunque confieso que estuve primero tan asombrado que pude escasamente creer la más clara evidencia. Vi el lugar donde un grupo de finos árboles una vez ondularon sus ramas sobre las costas del Atlántico, cuando el océano (ahora retirado 700 millas) vino al pie de los Andes".
Desde entonces el lugar es conocido como "Los bosques de Darwin" o "Los campos de Darwin". Están al pie de la Cruz de Paramillo, cerca de "Agua de la Zorra", actualmente un lugar histórico de interés científico internacional, en el camino de Villavicencio a Uspallata (ruta provincial 52). Lamentablemente, nosotros, los depredadores, fuimos robando trozos de los troncos fósiles que pertenecen a toda la humanidad y ahora solo pueden verse los huecos que alguna vez llenaban aquellos troncos ancestrales. La depredación dio cuenta de las placas y señalizaciones que hacían referencia al lugar y homenajeaban al gran científico.
Charles Darwin estuvo en Mendoza, nuestra provincia contribuyó con sus tesoros geológicos a la obra de este señor que cambió el mundo.

Seguí leyendo