Mendoza te cuenta FOLKLORE Domingo, 11 de Agosto de 2019

Canto a Mendoza

Hay varias canciones que identifican a los mendocinos, que le ponen nuestra impronta al canto nacional.

Domingo, 11 de Agosto de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Domingo, 11 de Agosto de 2019 | Hay varias canciones que identifican a los mendocinos, que le ponen nuestra impronta al canto nacional.

Podemos citar a "Cochero 'e plaza" y "Virgen de la Carrodilla" ambas del inolvidable Hilario Cuadros (la segunda con música de Pedro Herrera) o "Póngale por las hileras", del recordado Félix Dardo Palorma. También es significativa la canción de Damián Sánchez y Jorge Sosa, "Otoño en Mendoza". Pero hay una que debe ser la más conocida, la más repetida, la más cantada: "La Marcha de la Vendimia" que muchos conocen por ese nombre aunque en realidad su título es "Canto a Mendoza". Suena y suena en la temporada vendimial, en fiestas distritales, en fiestas departamentales, en programas de radio y televisión y en cuando acto esté ligado a nuestra fiesta mayor y por supuesto en Vía Blanca, Carrusel y Fiesta Central.
Uno termina como embriagado del "Canto a Mendoza". Después no suena más en todo el año, pero le basta esas semanas de festejos para ser la canción de Mendoza más difundida en nuestra tierra. Vaya el reconocimiento a los autores de su letra, que rara vez son nombrados, a Guillermo y Horacio Pelay y a quien le puso música Egidio Pittaluga. Los orígenes arrancan desde la intención inicial de la primera fiesta, allá por 1936, que dispuso, entre sus atractivos, la celebración de un concurso en busca de la canción vendimial. Recién en 1946 se conoció esta composición con el nombre marcha "Mendoza". Tiene distintas versiones. La primera grabación estuvo a cargo de Hugo del Carril y por supuesto, no aparecía el nombre del departamento Malargüe, que aún no había sido creado.
 La que actualmente escuchamos fue realizada en los estudios discográficos Odeón de Buenos Aires por la orquesta de Francisco Canaro y la voz del intérprete de tangos Alberto Arenas- En 1989 los Niños cantores de Mendoza lanzaron su versión; hubo una versión de 1991 con la Orquesta filarmónica de Mendoza y el Coro Universitario; también se conoce una grabación de Nacencia, el grupo vocal que creó y dirigió Daniel Talquenca; en 2001 Lito Vitale hizo su versión instrumental y los queridos Mario Mattar y Sergio Embrioni dieron a conocer la suya en el 2006. Gran parte de la letra es una evocación a los departamentos que constituyen la provincia. Es curioso pero la canción no nombra al departamento Capital, dice: "un rumor de acequias va arrullando a la ciudad", podría interpretarse como una alusión al departamento capitalino, pero no lo nombra directamente. Su letra es muy simple y expresa cosas importantes como que Mendoza es "la tierra del sol y del buen vino", "la de los Andes infinitos", "la de las dulces mendocinas" y "la que acunó la libertad". Es como un himno de nuestra tierra, es sin duda alguna, nuestra canción.

A Luján, Las Heras, Rivadavia y Tunuyán;
A Maipú, Lavalle, Tupungato y Godoy Cruz,
San Carlos, Guaymallén, a Malargüe cantaré,
A Junín, La Paz, San Rafael y San Martín.

Mendoza,
Tierra del sol y del buen vino...
Mendoza,
La de los andes infinitos...
Mi tierra,
La de las dulces mendocinas...
Mendoza,
La que acunó la libertad.

Un rumor de acequias va arrullando a la ciudad,
que prestó también su colorido a mi cantar.

Con General Alvear y Santa Rosa son,
Por igual, orgullo y esperanza provincial.

Mendoza... Mendoza... Mendoza...
Mendoza!!!

Seguí leyendo