21° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$106,2500

Dólar Ahorro/Turista

$175,89

Dólar Blue

$200,50

Dólar CCL

$216,39

Euro

$114,3542

Riesgo País

1816

21° Mendoza

Viernes, diciembre 03, 2021

RADIO

ONLINE

"Miau, miau, miau": video del insólito diálogo de Gilad Gil Pereg y la jueza

Comenzó el juicio contra el israelí Gilad Gil Pereg (40), quien podría ser condenado a cadena perpetua por el doble femicidio de su mamá y su tía, en enero de 2019

Redacción
27/10/2021 10:04

Sólo cuatro minutos duró la declaración del israelí Gilad Gil Pereg (40) frente a la jueza María Laura Guajardo y a los 12 ciudadanos de Gran Mendoza que integran el jurado popular que lo juzga por el doble femicidio de su mamá y su tía en 2019, cuando habían viajado desde el exterior a visitarlo. "Miau, miau, miau", fueron las respuestas del acusado ante la insistentes preguntas de la magistrada, que terminó pidiendo su traslado.

Así arrancó la primera jornada del juicio, en que se oyeron los alegatos de la fiscalía, la querella y la defensa. Un oficial policial que tomó la denuncia por averiguación de paradero de las víctimas Phirya Saroussy y Lily Pereg lo calificó como “muy colaborativo a todo lo que se requería” y que “se mostraba muy preocupado por encontrar a su tía y a su mamá”.

 

 

“En ningún momento de esos días, mientras buscábamos a sus familiares, actuó como si fuera un gato”, dijo a su turno otro efectivo policial que participó en varios allanamientos y que fue testigo en el inicio del debate oral.

Al turno de declarar Gil Pereg, la jueza Guajardo le preguntó cuál era su nombre y le dictó su número de DNI para luego preguntarle si era ese. A cada pregunta, el israelí respondió con un maullido.

 

 

"Antes del ingreso del jurado, yo le advertí que si usted quería permanecer en la sala debía hacerlo en silencio, con respeto y con decoro", advirtió la jueza mientras Gil Pereg maullaba.

Cansada de la falta de respuesta, la magistrada dispuso: "Señor Gil Pereg, basta. Por favor, trasládenlo".

Gil Pereg está imputado por homicidio agravado por el vínculo de su madre, Phirya Saroussy; quien murió estrangulada con una cuerda; y por homicidio agravado por el uso de arma de fuego de a su tía, Lily Pereg, que recibió tres disparos.

El israelí, que era prestamista, quiso hacer pasar la desaparición de sus familiares como un caso de inseguridad y mintió durante toda la investigación inicial.

Las muestras de ADN encontradas en su remera y en una bolsa de cemento en el patio de casa fueron la punta del ovillo para encontrar los cuerpos, el 26 de enero de 2019.