¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La emoción de los Papas de Giuliana Lucoski:" Fue un milagro y Dios nos dió la fuerza para estar ahí"

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

13° Mendoza

Jueves, agosto 11, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$140,0000

Dólar Ahorro/Turista

$246,70

Dólar Blue

$295,00

Dólar CCL

$286,81

Euro

$138,4737

Riesgo País

2413

13° Mendoza

Jueves, agosto 11, 2022

RADIO

ONLINE

La emoción de los Papas de Giuliana Lucoski:" Fue un milagro y Dios nos dió la fuerza para estar ahí"

Los papás de la Reina Nacional de la Vendimia 2016 hablaron por primera vez y agradecieron el apoyo de los mendocinos

Redacción
04/07/2022 12:17

 

Los papás de Giuliana Lucosky hablaron por primera vez con Noticiero 9. Los padres señalaron que lo de su hija fue un milagro, agradecieron el apoyo de los mendocinos y contaron cómo vive Giuli su recuperación.

En estos momentos, Giuli se recupera en el sanatorio San Andrés. Luchó, soportó y desafió todos los límites. Estuvo 50 días internada en el Hospital Central, nunca sola, en la puerta de la habitación estaban sus dos ángeles de la guarda. 

Clarice y Mario son los papás de Giuliana. Desde el momento en que se enteraron de que iban a ser papás, presintieron que Giuliana era especial, tenía algo, ese no se qué.

Pasaron noches enteras en el hospital, días sin dormir, elevaron todas sus oraciones, pero, sobre todo, entregaron amor, ese que, como la medicina, también cura.

 

 

A pesar de los partes médicos, algunos más negativos que otros, ellos nunca perdieron la fe y la esperanza. Es más, siempre tuvieron la convicción de que Giuliana volvería a ser la de antes.

En diálogo con Noticiero 9 señalaron que "fue terrible" lo que vivieron cuando se enteraron del accidente, pero que "Dios nos dio la fuerza para estar ahí".

Los papás entienden que por algo pasó esto. Que todo tiene una explicación, y la mamá quiere armar una suerte de fundación para dar apoyo a los familiares de personas que pasan por situaciones trágicas. Es que solo quieren gritar a viva voz que los milagros existen.