¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

La chica que fue atropellada en el teatro Plaza fue dada de alta luego de estar en coma

¿Quieres recibir notificaciones de noticias?

Publicidad

15° Mendoza

Domingo, octubre 02, 2022

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$153,2500

Dólar Ahorro/Turista

$269,94

Dólar Blue

$288,00

Dólar CCL

$308,96

Euro

$144,5209

Riesgo País

2812

15° Mendoza

Domingo, octubre 02, 2022

RADIO

ONLINE

La chica que fue atropellada en el teatro Plaza fue dada de alta luego de estar en coma

Luego de pasar una larga internación en coma, poco más de un mes, Desireé Rodríguez, fue dada de alta el martes por la tarde

Redacción
10/08/2022 16:17

Luego de pasar una larga internación en coma, poco más de un mes, Desireé Rodríguez, fue dada de alta el martes por la tarde.

La joven, junto a Gabriela Rodríguez fue la víctima más comprometida en el brutal accidente que ocurrió en el Teatro Plaza durante la noche del 10 de julio, cuando un conductor perdió el control del vehículo atropellando a las personas que salían de ver la obra "Dos Locas de Remate", protagonizada  por Solita Silveyra y Verónica Llinás. 

Desde que ocurrió el terrible accidente ambas actrices han estado siguiendo el caso por redes sociales, de hecho Soledad Silveyra fue quién usó sus redes para publicar cuando la joven logró salir del coma y de terapia intensiva. 

Lo cierto es que de la decena de personas atropelladas en Godoy Cruz, Desirée fue la víctima más complicada tras el desafortunado episodio. Al principio el pronóstico de la mendocina era muy grave y por sus lesiones tuvo que ser inducida a un coma farmacológico.

 

 

Lo cierto es que lentamente fue recupeándose y mejorando lo suficiente para poder pasar a sala común en el área de Neurocirugía donde fue recuperando fuerzas. Desirée fue quien sufrió las heridas más graves dentro del grupo de 23 personas que fueron envestidas por el vehículo VW Virtus.

El hecho dejó a toda la provincia desolada y sobre todo a las dos actrices que salieron a ayudar a las víctimas apenas escucharon el estruendo. La mayoría de las personas se encontraban aguardando que salieran para poder tomarse fotos con ellas.