Mendoza Investigación Martes, 13 de Agosto de 2019

Causa Próvolo: aguardan por los taquígrafos para reiniciar el debate oral

Esto se debe a un pedido de la defensa de los 3 acusados, con el objetivo de que estos puedan comprender el proceso debido sus dificultades auditivas y visuales.

Martes, 13 de Agosto de 2019
Diario Jornada Diario Mendoza. Buscanos en Facebook, Twitter e Instagram

Martes, 13 de Agosto de 2019 | Esto se debe a un pedido de la defensa de los 3 acusados, con el objetivo de que estos puedan comprender el proceso debido sus dificultades auditivas y visuales.

Mañana esperan declarara unos 70 testigos en la causa que investiga los abusos en el Instituto Próvolo, por el que hay dos curas y un exempleado siendo juzgados. Para esto tienen que llegar los taquígrafos, condición solicitada por la defensa de los acusados para que estos puedan comprender el debate debido a sus dificultades visuales y de audición.

El juicio había sido postergado la semana pasada, y se había fijado como fecha de reanudación el miércoles 14 de agosto. El objetivo era tener el tiempo para conseguir los taquígrafos que traduzcan en una pantalla gigante para que los acusados (uno no escucha y el otro no ve) puedan entender el proceso.

El plan del Tribunal era pedir los taquígrafos a la Legislatura, "pero nuestro sistema no les sirve porque nosotros usamos estenografía manual sin máquina, y la traducimos luego en computadora, explicó la jefa del área, Guadalupe Carreño.

La otra posibilidad era pedir los profesionales de la municipalidad de la Ciudad de Mendoza. Para esto se deberá solicitar un pago extra y la colocación de una pantalla gigante, algo que todavía no fue confirmado por la comuna.

"La Ciudad puso a disposición los taquígrafos pero aún no está confirmado si finalmente los usarán o no", indicaron desde la capital.

Ante esta demoras, el abogado querellante Juan Dantiak expresó: "Esperamos que ya no haya más dilaciones y se pueda arrancar el juicio todos los días de lunes a viernes en doble jornada como estaba establecido".

Actualmente los dos sacerdotes, Horacio Corbacho y Nicola Corradi, además del exjardinero Armando Gómez, están imputados por los "abusos sexuales cometidos en forma sistemática" a chicos hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de Luján.

Seguí leyendo