20° Mendoza

Miércoles, diciembre 08, 2021

RADIO

ONLINE

Dólar Oficial

$106,5000

Dólar Ahorro/Turista

$176,35

Dólar Blue

$198,00

Dólar CCL

$222,71

Euro

$114,1685

Riesgo País

1698

20° Mendoza

Miércoles, diciembre 08, 2021

RADIO

ONLINE

Cierre de exportaciones de carne: Mendoza expresó su preocupación por el impacto que genera la medida en la ganadería local

19/05/2021 14:30

El ministro Enrique Vaquié convocó a parte de su gabinete para determinar el grado de alcance de esta decisión del Gobierno nacional sobre la actividad productiva mendocina. La medida representa un impacto negativo de 24% en los ingresos directos de más de 3.600 productores.  







El ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, convocó a parte de su gabinete a los efectos de evaluar el impacto que puede generar en la actividad ganadera provincial el cierre de las exportaciones de carne por 30 días anunciado recientemente por el Gobierno nacional.

Junto al titular de la cartera económica local, se hicieron presentes el subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo, y el director provincial de Ganadería, Damián Carbó. Los funcionarios hicieron un balance del impacto que se espera en el sector tras conocerse esta nueva restricción.

En este sentido, Vaquié comentó que “el incremento internacional del precio de la carne se da en todos los países del mundo. Un ejemplo de ello puede ser Paraguay, Uruguay o Brasil, donde el incremento de los montos es similar al nuestro, mientras que los niveles de inflación anual son del 2, 6 y el 8%, respectivamente. El problema de nuestro país tiene que ver con la inflación y no con el precio de los bienes”.

“Esta medida viene a generar serios inconvenientes a la provincia. En inversiones a largo plazo, como lo es la cría de ganado, importa mucho el precio esperado y, la última vez que se tomó una medida de estas características, se extendió por un lapso de 10 años generando un desánimo muy importante en los productores. El Gobierno nacional debería pensar mejor la medida porque es muy claro el perjuicio que tiene y no están claros los beneficios que puedan tenerse a corto plazo”, resaltó Vaquié.

Por su parte, el subsecretario Moralejo señaló: “La política nacional, con esta medida, está eligiendo ganadores y perdedores. No vemos relación con el enorme incremento que han tenido las petroleras en sus ingresos, donde parece que ahí no se pone el ojo. A su vez no se toma esto en cuenta a la hora de evaluar los costos productivos de la actividad vinculados a la logística y a toda la cadena de producción”.

El funcionario recordó las consecuencias que trajo la última experiencia en Argentina con una medida de estas características: “Entre 2005 y 2011, el cierre de las exportaciones terminó con la pérdida de 12 millones de cabezas de ganado. A esto se sumó una importante pérdida de puestos de trabajo y, como si fuera poco, la pérdida de mercados que habían sido ganados con muchísimo esfuerzo y el no ingreso de divisas”.

Por último, Moralejo remarcó que esta medida desalienta la inversión en un sector que ha venido mostrando señales claras de crecimiento y con medidas de apoyo y acompañamiento por parte del Gobierno de Mendoza con programas como Mendoza Activa, inversiones en infraestructura, la puesta en funcionamiento de una nueva línea de financiamiento a través del Fondo para la Transformación y el Crecimiento. “Esta medida genera un daño muy importante a las políticas públicas que hemos venido implementando para que el sector pudiera seguir expandiéndose como lo venía haciendo”, cerró Moralejo.

Impacto directo y negativo

Consultado el titular de Ganadería sobre si esta medida afecta a la provincia, comentó: “Si bien la provincia hoy por hoy no está exportando carne de forma directa, sí lo hace a través de terceros. Por motivo de esta medida, casi de manera instantánea, debió suspenderse un remate que iba contar con más de 9 mil cabezas. Un remate de estas características es muy difícil para nuestro nivel de producción y gracias al constante crecimiento de la actividad se había logrado alcanzar esta cifra”.

Carbó hizo hincapié en que esta medida genera pérdidas económicas importantísimas que “los remates requieren de mucha preparación y el tener que suspenderlos genera gastos muy importantes para el productor. A esto se sumó una importante baja en el valor de los animales en pie. Estos dos ejemplos concretos muestran, a las claras, el efecto negativo de esta decisión”.

Carbó compartió, a modo de ejemplo, una tabla donde se pudo observar cómo impacta la medida en un pequeño productor -la gran mayoría- ganadero: “Con un nivel de vida tipo clase media y un ingreso mensual promedio de 120 mil pesos, la medida reduce sus ingresos netos en 24%, lo cual lo deja muy cerca de la línea de pobreza. Esta decisión viene a golpear a los productores en general pero tendrá un efecto mucho mayor en aquellos más pequeños”.

La suspensión de las exportaciones de carne por 30 días se dio a conocer luego del comunicado oficial emitido desde el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, a cargo de Matías Kulfas, el lunes pasado.

Según destaca el documento, la decisión responde a “un aumento sostenido del precio de la carne en el mercado interno”, por lo que desde el Ejecutivo nacional se “decidió la instrumentación de un conjunto de medidas de emergencia tendientes a ordenar el funcionamiento del sector, restringir prácticas especulativas, mejorar la trazabilidad de las exportaciones y evitar la evasión fiscal en el comercio exterior”.