La provincia de Mendoza cuenta con un gran desarrollo agrícola y cada vez más está siendo elegida como destino para el desarrollo de emprendimientos agrícolas

Una de las características principales de su producción es su variedad y calidad. De hecho, muchas de las materias primas producidas en Mendoza son de alta calidad y tienen como destino la exportación directa o la elaboración de productos para exportar.

Detrás de la excelencia de las materias primas mendocinas están la gran calidad del suelo y el agua disponible en el territorio, así como un clima muy favorable al crecimiento natural y sano de las plantas.





Esto la convierte en una gran candidata para la producción de cultivos orgánicos, una tendencia que afortunadamente no para de crecer a nivel mundial.

Ventajas del sector agropecuario mendocino

Más allá de las óptimas características ambientales, la provincia reúne otras características positivas.

Empezando por su ubicación en un punto geopolítico estratégico dentro del Corredor Bioceánico Central que conecta a Argentina, Brasil y Chile. Más de la mitad de la carga del Mercosur que tiene como destino los países asiáticos pasa por Mendoza para ser despachado a través de los puertos del Pacífico.

Esto es destacable no sólo pensando en la distribución de las materias primas, sino en la necesidad de adquirir cosechadoras u otros insumos fundamentales.

De hecho, la provincia cuenta con una amplia red para la adquisición de insumos. En Agroads se encuentra una amplia oferta de cosechadoras en venta con variedad de precios.

Como se trata de maquinarias que, por lo general, son utilizadas poco es recomendable revisar la sección de cosechadoras usadas en venta, ya que pueden ser una excelente alternativa para quienes cuenten con un presupuesto ajustado.

Mendoza cuenta también con el capital humano calificado para la actividad que se requiera. Ya sea para ocuparse de adquirir cosechadoras en venta, para operar la maquinaria o para asesorar al inversionista en la adquisición de una cosechadora usada en venta.

A estas ventajas se suma el apoyo gubernamental que es también muy importante, ya sea para elegir, comprar o trasladar una cosechadora en venta desde su punto de origen hasta la provincia. Sobre todo, cuando se trata de beneficiarse con los precios accesibles que brindan las cosechadoras usadas en venta.

Sector vitivinícola: la gema mendocina

De acuerdo al sitio de la Agencia de Promoción de Inversiones del Gobierno de Mendoza, la producción de uva ocupa el 52% de las hectáreas cultivadas en la provincia. 

Este dato no es sorprendente, ya que si hay algo por lo que Mendoza es conocida es por su producción vitivinícola. De hecho, Mendoza es responsable del 71% de la superficie destinada a viñedos del país, lo cual ubica a la Argentina como la 8va productora de vinos a nivel global, alcanzando los 11,8 hectolitros anuales.

La vid es, de hecho, el cultivo principal de la provincia, ocupando 160.700 ha y la variedad Malbec es la más típica de la zona y del país, ya que las condiciones climáticas y geográficas de la provincia favorecen su cultivo.

Otras frutas y hortalizas mendocinas

Pero además de producir una excelente vid, Mendoza es la principal productora de frutas del país. De hecho, es la principal productora de durazno del país y una de las principales productoras y exportadoras de ciruelas disecadas.

Además, la provincia cuyana es la responsable de la producción de las siguientes frutas: olivo, ciruelo, durazno, pera, manzana, nueces, almendras, damasco, membrillo, cereza, higo, pistacho, granada, castaña y avellana.

Con respecto a las hortalizas, cabe destacar que Argentina es la segunda exportadora de ajo a nivel mundial y que el 76% de su producción es de origen mendocino. Asimismo, Mendoza produce el 50% del tomate y el 35% de la zanahoria del país.

Otros cultivos

Más allá de la producción de frutas y verduras, en Mendoza se cultivan árboles a través de bosques implantados.

Las especies más cultivadas son álamos, eucaliptus, pinos y sauces. Estos árboles son muy apreciados por su velocidad de crecimiento y la calidad de su madera.

Dado que el ecosistema mendocino resulta adverso a las plagas, estos árboles crecen de manera sana y robusta, con una velocidad superior a lo que ofrecen otros suelos.

En conclusión, la calidad ambiental de Mendoza, su ubicación estratégica, sus destables redes de insumos para el productor, el capital humano calificado y el apoyo gubernamental a inversionistas, están convirtiendo a la provincia cuyana en una usina agropecuaria nacional a la que conviene considerar a la hora de emprender.


-->