La provincia será la primera en contar con un gasoducto virtual que proveerá de gas natural licuado (GNL) a localidades alejadas sin la necesidad de extensas redes


Mendoza sigue posicionándose a la vanguardia de las energías limpias en Argentina: además de planificar y concretar los parques solares, los paneles en edificios públicos y los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos, la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) ampliará la red de gas natural licuado (GNL) para abastecer a Uspallata, una localidad que será el primer polo de energía limpia del país.


Con este paso, Mendoza será la primera provincia de Argentina en contar con un gasoducto virtual. La ventaja del GNL es que es la mejor alternativa para transportar reservas remotas y aisladas hacia cualquier punto, ahorrando kilómetros de red de gas y cuidando el medio ambiente.


La provincia cuenta con la tecnología para procesar este tipo de gas, que se somete a un proceso llamado “licuefacción”, es decir, queda en estado líquido y a una temperatura de más de 160 grados bajo cero, y ocupa menor volumen que en estado gaseoso.


En el caso de Uspallata, una vez que el GNL sea transportado por ruta hacia la villa cordillerana, se almacenará en depósitos de última tecnología que volverán el líquido congelado a estado gaseoso y lo inyectarán a la red domiciliaria.


Con este método, se construye red de distribución solo en la localidad que lo necesita y no se deben hacer kilómetros de cañerías desde puntos remotos, lo que garantiza energía limpia más federal y disponible para poblados alejados.


Mendoza cumple con los Acuerdos de París


Con la ampliación de la red de este tipo de combustible, que reduce el monóxido de carbono y no genera partículas de hollín, Mendoza cumple con los Acuerdos de París sobre el Cambio Climático, que tienen como objetivo reducir la emisión de gases efecto invernadero para frenar el calentamiento global.


“Ambientalmente, este recurso es incluso más óptimo que los paneles solares, por la capacidad de dar energía a los hogares y combustible menos contaminante al transporte pesado. Al mismo tiempo, vamos a satisfacer la demanda residencial de localidades que tienen serios problemas de abastecimiento”, aseguró el director de la Empresa Mendocina de Energía, Pablo Magistocchi.


Emesa, con la colaboración de la Municipalidad de Las Heras, comenzó con los estudios previos y el relevamiento de los vecinos de Uspallata. Desde enero se lleva adelante un censo de consumo de energía eléctrica, gas envasado, kerosene y leña. Este relevamiento se hace en viviendas, comercios, emprendimientos turísticos y organismos oficiales.


Una vez terminado, se elaborará un plan de soluciones energéticas integrales que contempla que todos tengan gas domiciliario, a partir del transporte y la nueva estación de envasado de GNL que marcará un hito en el país.


El nuevo combustible de los pesados: menos ruido y cero hollín

En 2019, Mendoza puso en marcha los primeros seis camiones de Argentina que circulan con GNL, que además de contaminar la mitad que el gasoil y no producir hollín, ahorra 50% los costos de fletes.


Los vehículos se cargan en Anchoris, donde una UTE entre la Empresa Mendocina de Energía y la empresa argentina Galileo puso la primera “estación de carga GNL” de lo que en un futuro será llamado “corredor azul”.

Los camiones con GNL generan menos ruido y menos contaminación. Hoy, las seis unidades propulsadas a GNL son además parte del gasoducto virtual que transporta el gas desde los pozos donde se produce.

Hoy el GNL es procesado en Anchoris, Luján. A su vez, la estación de Anchoris es la primera experiencia de Gas-to-Power independiente de los gasoductos desarrollada a nivel mundial, que gracias al GNL también produce energía termoelétrica, inyectando electricidad a la red.


El GNL es gas natural licuado directamente en las áreas de pozo mediante tecnologías de Gas 3.0 o Gas de Tercera Generación. Es gas nuevo y totalmente nacional es obtenido en pozos que están fuera del alcance de los gasoductos. Es el aprovechamiento del gas disperso, del que está en Vaca Muerta, que reduce los costos del transporte y protege el medio ambiente.


Emesa planifica otra central de procesamiento de GNL y energía eléctrica en Malargüe. Tendrá la tecnología para envasar este gas líquido y a baja temperatura y podrá inyectar el combustible a hogares que hoy no cuentan con servicio de gas natural.


El proceso técnico

  • Gas Natural Licuado (GNL). El GNL es gas natural que ha sido sometido a un proceso de licuefacción, que consiste en llevarlo a una temperatura aproximada de -160 C con lo que se consigue reducir su volumen 600 veces. Esto permite transportar una cantidad importante de gas en buques llamados metaneros.
  • El GNL se halla en estado líquido, mientras que el gas seco (que viaja por gasoducto) se encuentra en estado gaseoso.
  • Etapas de la cadena de GNL: Excluyendo la producción del gas, los procesos incluidos dentro de la cadena de GNL son:
  1. Licuefacción: Es el proceso destinado a licuar el gas natural y se realiza en módulos de procesamiento llamados trenes.
  2. Deshidratación: puede ser mediante enfriamiento directo, absorción de agua en glicoles o adsorción de agua por sólidos.
  3. Tratamiento: el proceso de tratamiento es usado para la remoción de gases ácidos, CO2, H2S y otros componentes de azufre.
  4. Recuperación de azufre Los procesos hasta aquí mencionados (a.1, a.2 y a.3) tienen como objetivo eliminar los componentes no deseados y aquellos susceptibles de congelarse. La licuefacción se completa con otros dos pasos:
  5. Circuito de refrigeración: se elimina el calor sensible y latente del gas natural, de forma que se transforma de estado gaseoso a alta presión a estado líquido a presión atmosférica. Después de licuar el gas natural, éste es subenfriado antes de ser almacenado.
  6. Almacenamiento del gas natural licuado: los depósitos de GNL poseen tanque interior metálico y tanque exterior de hormigón pretensado entre los cuales existe un material aislante a fin de minimizar la entrada de calor desde el ambiente.
  7. Transporte: Se hace a través de buques llamados metaneros. La mayoría de las capacidades de estos barcos varían entre 19 mil y 145 mil m3 y su calado máximo es de 12 metros.
  8. Regasificación: Consiste en llevar el gas natural nuevamente a su estado gaseoso, devolviéndole el calor removido en el proceso. Esto se realiza en vaporizadores que utilizan agua de mar como fluido intercambiador y se alimentan de GNL a través de tuberías provenientes de los grandes tanques donde es almacenado.
  9. Transporte y distribución: El gas es presurizado e introducido a los gasoductos para su transporte. Mendoza opera desde enero seis camiones de la empresa Andreu con GNL que se cargan en Anchoris, donde una UTE entre la Empresa Mendocina de Energía y la empresa argentina Galileo puso la primera “estación de carga GNL”.