Ciencias Agrarias de la UNC sumó esta novedosa tecnología. Se trata de un pivote central que permitirá optimizar el uso del agua hasta en un 95%, además de mantener los cultivos, parcelas y forrajeras en su perfecto estado de humedad. Con esta adquisición la Facultad culmina un largo proyecto de mejora del riego en sus fincas.

La facultad de Ciencias Agrarias pone en funcionamiento un novedoso sistema de riego por aspersión. Se trata de un pivote central de la reconocida marca “Valley”, pionera de la industria y líder mundial en el riego de precisión. Actualmente, estas nuevas tecnologías de riego garantizan hasta un 95% de eficiencia en la aplicación de agua.

El pivote central permite llevar el agua de riego hasta los cultivos mediante una tubería metálica, generalmente de acero galvanizado o aluminio, la que es montada sobre torres de metal que se mueven sobre conjuntos de ruedas, de modo que el pivote gira en círculos manteniendo uno de sus extremos fijos en el centro del campo. A su vez, a lo largo de la tubería cuelgan aspersores, distribuidos de acuerdo a los requerimientos, cuyas cabezas de riego pueden ser ubicadas a distancias variables del suelo.

LEER TAMBIÉN

La gran ventaja de este sistema es la tecnología de control. Un operador puede realizar una rápida programación en el panel de control para seleccionar la dirección y la velocidad deseada de varios pivotes. Es decir, el operador puede regular cómo, cuándo y cuánta agua aplica en cualquier fracción del círculo regado por el pivote.

Con esta adquisición, la Facultad completa un arduo proceso de optimización y mejora del riego de sus parcelas. Previamente había incorporado un equipo de presurización de riego por goteo, que permite utilizar agua de la represa para frutales, viñedos, cultivos hortícolas y pasturas. Además de un mejor aprovechamiento del agua, se genera mayor productividad en las plantas y la posibilidad de fertilizarlas por goteo. El sistema también se puede utilizar en paralelo para regar otros sectores del Campus, que se encuentra ubicado en Luján de Cuyo.

Para el coordinador de Fincas, Parcelas Experimentales y Espacios Verdes de la Facultad, Alfredo Draque, la suma de esta tecnología de última generación corona un proyecto que hace varios años impulsa la Secretaría Administrativa de la Facultad para mejorar y optimizar el riego en las fincas. “Ha sido una inversión muy grande que nos permite tener parcelas demostrativas de riego para generar trabajos de investigación, mejores resultados productivos para la FCA y conocimiento para estudiantes. También tenemos convenios con el Departamento de Irrigación para que diferentes productores puedan venir a aprender y observar cómo usar estos sistemas de riego y aplicarlos en sus lugares de trabajo”, enfatizó. 



/" target="_blank">