El Ministerio de Salud chileno informó hoy sobre nuevas medidas de flexibilización de cuarentenas para algunos sectores del país, en medio de la continua mejoría de las cifras de la pandemia, de la cual se reportaron unos 1.800 nuevos contagios y menos de 50 nuevos fallecidos.

El anuncio de pasar algunas comunas (barrios) a la fase 2 del plan gubernamental Paso a Paso, llamada transición, estuvo a cargo del ministro de Salud, Enrique Paris, quien explicó que “la mejoría continúa, paso a paso” y por ello anunció que la comuna capitalina de Providencia será uno de los sectores que pasa a etapa de transición a partir del lunes próximo a las 5 de la mañana.

Esta comuna de Santiago es una de las zonas comerciales más importantes de la capital, por lo que supone un paso importante en el desconfinamiento gradual del sector.

En el balance estuvo presente la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, quien agradeció la medida y la describió como “un alivio”.

Paris detalló que las comunas de Rancagua, Machalí, Graneros, Tocopilla, Lampa, Curacaví y Melipilla entran en transición, donde la cuarentena se suspende de lunes a viernes y los adultos mayores pueden salir de sus casas una vez por día durante una hora.

Los alcaldes de las comunas que pasaron a transición estuvieron presentes en el balance diario vía Zoom.

Luego, la subsecretaria de Salud, Paula Daza, informó que se reportaron 1.781 casos nuevos de contagiados para totalizar 364.723 enfermos, la tercera cifra más alta de Sudamérica, por detrás de Brasil y Perú, y la octava del mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se presentaron 47 nuevos fallecidos, dejando el total en 9.792, para un país de 18 millones de habitantes.

Sobre la situación hospitalaria, la funcionaria explicó que existen 1.400 personas internadas en centros de salud, de las cuales 227 se encuentran en condición crítica.

El balance lo cerró Paris, quien explicó que “los casos a nivel nacional han disminuido en menos 13% en siete días”.

Hoy también se publicó una nueva encuesta Criteria, según la cual el presidente Sebastián Piñera registró una caída de 5 puntos porcentuales en la aprobación de su gestión, pasando del 17% al 12%.

Su desaprobación, en tanto, subió del 77% al 82 por ciento, llegando a los niveles de rechazo de octubre, cuando el país vivía el estallido social que puso el jaque a la segunda administración Piñera.

El estudio detalla que esta desaprobación a la gestión del mandatario es resultado del rechazo del Ejecutivo al retiro del 10% de los fondos previsionales, aprobado por el poder Legislativo recientemente como medida para atacar la crisis económica generada por el coronavirus.

Por otra parte, hoy se inicia en el Congreso una discusión de un proyecto de reforma constitucional para “gravar por única vez el patrimonio de los denominados súper ricos del país”, reseñó el diario El Mercurio.

La iniciativa, impulsada por diputados opositores, tiene como objetivo “estructurar un impuesto transitorio, equivalente al 2,5% del patrimonio de las personas más ricas del país, que detenten un patrimonio igual o superior a 22 millones de dólares”.

Los legisladores aseguran en el proyecto, que será discutido esta tarde en la Cámara Baja, podría añadir al fisco el “equivalente a 6.500 millones de dólares”.

“Esa recaudación permitiría implementar políticas públicas de emergencia social y económica, tales como una renta básica de emergencia por sobre la línea de la pobreza”, asegura el proyecto.

“El Gobierno no está de acuerdo ni en la forma ni en el fondo”, de esta iniciativa, aseguró el ministro Secretario General de la Presidencia, Cristian Monckeberg.

En cambio, Monckeberg, según reseña La Tercera, hizo un llamado a “concentrarnos en una reforma que es urgente y necesaria, que es la reforma a las pensiones”.