El precandidato a diputado provincial por Cambia Ya, Mauricio Badaloni, cuenta el por qué de su incursión en la política. “Es tiempo de incorporar otras formas de trabajar e incidir en las decisiones de la política”, afirma.

“No es un fenómeno nuevo el que los jóvenes no vean luz al final del túnel pero, sobre todo, creo que en épocas de crisis social esta problemática resurge con fuerza y hace que quienes están a punto de decidir su futuro piensen en ‘me quiero ir’. Entonces, es cuando quienes ya somos profesionales, emprendedores y pequeños o medianos empresarios debemos ocupar el lugar que nos corresponde y hacer las cosas que necesitamos hacer. Es decir, comprometernos con la sociedad en que vivimos y devolver con decisiones claras y acciones positivas mucho de lo que esa sociedad nos dio y permitió que desarrolláramos”, enfatiza el empresario mendocino, Mauricio Badaloni.

Con esta frase se sintetiza, en gran parte, el motivo por el cual Badaloni se involucra, por primera vez, en política. “Por todo esto es que con un grupo de ciudadanos comprometidos, cansados de la política tradicional que malgasta los recursos que todos aportamos con nuestros impuestos, intentamos meternos de lleno en esta actividad que pareciera estar reservada a unos pocos y que, creemos sin dudas, necesitan un recambio”, agrega.

Mauricio Badaloni, quien también es dirigente gremial empresario (preside la Unión Industrial de Mendoza –UIM-) y miembro del directorio de Andesmar, es ahora precandidato a diputado provincial por Cambia Ya (lista 503B). 

Argumenta que es un hecho el que los empresarios deben actuar en política porque “no alcanza con sentarse a discutir en una mesa de café o detrás de un escritorio para manejar los destinos de la empresa que hicieron nuestros padres o nuestros abuelos. Debemos ir más allá; aún cuando parezca que el cambio que buscamos nos favorezca personalmente. Debemos cambiar porque no solo está en riesgo el futuro de la producción personal, sino también el de toda la sociedad, que debe ser más justa, más inclusiva, más contenedora, más competitiva. Debemos cambiar para que nuestros jóvenes abracen y se consustancien con la idea de hacer de Mendoza y el país un lugar en el que de ganas de trabajar y progresar”.

Badaloni también entiende que la política tradicional tiene un eje rector que es su funcionamiento como una corporación que no distingue partidos. “Nosotros queremos tener representación para hacer hincapié en la necesidad de producir, crear empleo, capacitar a los trabajadores en las nuevas normas con las que se mueve el mundo y desarrollar la economía para que todos vivamos mejor. No puede ser que elección tras elección votemos siempre a las mismas personas, que se reciclan en distintos cargos. Son los que hacen de la política una práctica con la que el ciudadano de a pie con alguna motivación por participar no quiera tener nada que ver”, sostiene.

Y, precisamente, esta es la idea que llevó a los integrantes de Cambia Ya a “escalar esta pirámide de la política para llegar a la cumbre de las decisiones”, dice este joven empresario mendocino porque “no alcanza con todo lo que hemos hecho, es tiempo de incorporar otras formas de trabajar e incidir en las decisiones de la política. Esto lo entendemos cada día más cuando comenzamos a valorar lo que estamos perdiendo. Llevamos décadas de estancamiento y deterioro; por eso, es tiempo de actuar donde se toman las decisiones políticas”. 


-->