Tras una denuncia personal policial localizó a 200 personas que violaban la cuarentena y el distanciamiento social, además de 100 camionetas. La fiscalía ordenó que se secuestraran 25 teléfonos celulares para determinar quiénes habían organizado la reunión clandestina. La propietaria del predio fue multada con $50 mil y aprehendieron a 17 personas.

Ante esta situación se explayó Alejandro Gullé, procurador general de la provincia, “Actuamos a requerimiento policial, la Policía llegó, empezaron a escaparse y lograron aislar y encapsular 20 y tantos vehículos” contó en LV10 Radio de Cuyo.

“Con la precariedad de la información que les puedo dar a esta hora de la mañana, porque las cosas recién están empezando a ordenarse, le puedo decir que se detuvieron a 17 personas, se los identificó, como no tenían antecedentes se les dio la libertad y se los va a comenzar imputar, para que vayan a declarar en la unidad fiscal y hemos secuestrado una lista de personas que han ingresado, que los tenía una persona y es la que administraba el ingreso, son calculamos, cerca de 100 personas más o menos. Vamos a ir identificando uno por uno, quiero decirles también que se escaparon muchos. Otros tantos escaparon en el trayecto, en el camino, porque los llevaban encapsulados y se escaparon en los autos cuando lo llevaban hacia la seccional a identificarlos. Bueno, pero tenemos las listas con nombres y procederemos a ver uno por uno y cuál es su situación” agregó.

“El lugar es un campo donde, normalmente, lo utilizan para hacer motocross. La verdad es que no nos consta y al personal policial tampoco que el asado haya sido multitudinario. Se sabe que había grupos de personas, que claramente superaban las 10 personas, que no tenían autorización por el número de la terminación del número de documento. Algunos menores habían, entonces estamos investigando eso. Pero, además este fin de semana, tristemente, hemos advertido que hubieron muchas juntadas en casas de familias denunciadas por los vecinos y en esos casos dejamos personal policial, en la puerta de la vivienda, para ir identificando a medida que iban saliendo” contó.

El asado de la polémica se realizó el sábado pasado y desató el escándalo cuando varios motoqueros salieron a disfrutar de la montaña. La concentración ocurrió cerca del arroyo Agua de las Avispas y el cruce con Ruta 7, a la vista del Valle de las Águilas y a pocos minutos tanto del centro de Luján de Cuyo.