El vicegobernador habló en Ídolos y Anónimos por Radio Jornada y se refirió a la emergencia sanitaria que atraviesa la provincia. “No hay individualidades, hay un equipo enorme”, sostuvo

El vicegobernador de Mendoza, Mario Abed, dialogó en Radio Jornada (FM 91.9) y se refirió a la situación que atraviesa la provincia debido a la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus. 

Sobre la situación social, y los esfuerzos del Gobierno, el vicegobernador indicó: “Estamos trabajando en equipo, junto a todos los mendocinos, para hacer frente a este virus en el mundo. Estamos seguros que juntos vamos a poder vencerlo y liquidarlo. En esto no hay individualidades, hay un equipo enorme que está trabajando”. 

También habló sobre la modalidad de videollamadas que le Legislatura inauguró esta semana: “Fue inédito y hoy se está copiando en las demás provincias y el mundo: una sesión de senadores y diputados a través de videoconferencia. Allí pudimos suplir y votar las necesidades que tiene el gobernador Rodolfo Suarez”. 

Respecto a la cosecha y a la situación de los viñateros por la emergencia sanitaria, Abed explicó: “Estuve junto al gobernador en la videoconferencia con el presidente Alberto Fernández. Allí le hablamos de la cosecha y la defendimos, y trabajamos junto al gobernador de San Juan, Sergio Uñac, para lograr un protocolo y gracias a dios hoy la cosecha continúa”. 

En cuanto a la polémica desatada con el intendente de Las Heras, Daniel Orozco, quien abrió las puertas del polideportivo Vicente Polimeni e instaló allí 52 camas para hacer frente al coronavirus, Abed indicó: “Todos queremos hacer y ayudar, y poner la servicio todo. No son errores, todos queremos aportar desde nuestros lugares, queremos ofrecer lo mejor para la provincia. En este caso no lo tomó como un error, fue una cuestión voluntaria pero que hay que hacerle en forma coordinada”.

“Les quiero agradecer a todos los mendocinos el esfuerzo que están haciendo, que es algo descomunal. A la situación la estamos paleando entre todos”, concluyó Abed.