El experimentado jugador de 39 años, nacido en General Pico, La Pampa, se sumó al proyecto de Gimnasia y Esgrima, equipo que anhela el ascenso a la primera división.

Marcos Gelabert en Ídolos y Anónimos.

En una entrevista concedida a los periodistas Jorge Eduardo Barbieri y Orlando Abraham, El Pampa habló de todo. Recordó sus inicios en Estudiantes de La Plata. Realzó la figura de Carlos Salvador Bilardo. Recordó su paso por Tigre, por el fútbol de Suiza en donde vistió las casacas del FC St. Gallen, el Basilea y el Neuchâtel Xamax FC y lógicamente su paso por San Martín de San Juan.

“Sabemos que el fútbol no se sabe cómo vuelve y cuando vuelve: Hasta que uno no estampa la firma, cumple todos los protocolos no se puede sentir del club, al menos ese es mi caso. Tenía muchas expectativas por entrenar en Gimnasia y ya se dio” cuenta en el programa “Ídolos y Anónimos” que se emite por Radio Jornada (91.9).

“Me fui vacío porque había entregado todo. El parate me decía que necesitaba otro rumbo. Había dejado todo. Fue una alegría muy grande recibir el llamado de Fernando Porretta y de Diego Pozo, el entrenador y también de algunos compañeros. Hoy estoy más que feliz e ilusionado” contó el experimentado volante.

“Hay poca palabra en el fútbol argentino y Fernando Porretta cumplió con todo lo pactado y eso habla muy bien de él. Encontré palabra en Mendoza y eso no es poca cosa. Hablé con Diego Pozo y alguno de los médicos pero todavía no logro cruzarme con todo el plantel ya que entrenamos en grupos de seis” enfatizó el mediocampista con experiencia de haber jugado la Champions League y la Europa League.

“Tengo ganas de seguir creciendo y en todos los entrenamientos estoy aprendiendo algo nuevo. Al fútbol no se juega con el documento. Estar tanto tiempo parado y ahora volver a entrenar es un todo un desafío” explicó en la señal del Grupo Jornada.