El abogado y apoderado de Diego no podrá usar, al menos por el momento, las marcas que tenía registradas a su nombre. Las hijas del Diez lo acusan por defraudación y administración fraudulenta.

La división de Defraudaciónes y Estafas de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires realizó una serie de allanamientos en las oficians de Matías Morla, el abogado y apoderado de Diego Maradona. Se trata de un proceso iniciado por las hijas del Diez, Dalma y Gianinna, en donde acusan al letrado de defraudación por administración fraudulenta.

En la denuncia las hijas de Maradona piden que Morla, hombre de confianza durante los últimos años de vida del Diez, sea investigado por usufructo de las marcas relacionadas con Diego que Morla tiene bajo su órbita con la empresa Sattvica S.A.  Como medida cautelar, el Juzgado interviniente ordenó que no se puedan utilizar comercialmente, por el momento, esas marcas.

Si bien la causa está bajo secreto de sumario, se supo que los investigadores secuestraron documentación relacionada a las marcas “Maradona”, “El 10”, y “La mano de Dios”. 

En la denuncia de Dalma y Gianinna indicaron que la acción penal se dirige contra “Matías Edgardo Morla” y “contra todo aquel otro que hubiese colaborado o participado de algún modo penalmente relevante en la comisión del fraude, lo que la investigación deberá determinar”.

“Lo que nos interesa destacar es que una relación de estas características sin dudas pide o demanda una extraordinaria cuota de confianza de parte de uno (Maradona) hacia el otro (Morla) y la esencia del delito que ha cometido el imputado radica precisamente en la traición, la deslealtad, la infidelidad y el abuso de poder de hecho y jurídico que nuestro padre había depositado en él y que le concedió sobre su patrimonio”, consta en la denuncia de las hijas del Diez.

“Es bien probable que Morla, de dignarse a rendir cuentas por estos hechos, vaya a valerse de documentos obtenidos de nuestro padre de manera fraudulenta. O habiéndose abusado de alguna incapacidad transitoria que le hubiese impedido comprender el sentido o significado de aquello que le hacía firmar. Como de muestra basta un botón, hay que ver cómo fue que transcurrieron sus últimos meses de vida según reconstruyó, por ejemplo, Infobae a través de su reciente documental”, añadieron. 

La denuncia está siendo llevada adelante por el Juzgado Nº43, a cargo del doctor Carlos Bruniard.  “Sattvica no es otra cosa que un sello de goma sin actividad, al servicio de Morla, su hombre de atrás”, agregaron Dalma y Gianinna. 

Por su parte el abogado de Morla, Mauricio D’Alessandro, aseguró que se enteraron de la ratificación de la causa mientras se llevaba a cabo el allanamiento.

“Estamos sorprendidos porque hace tres semanas nos presentamos ante el juzgado y la fiscalía poniéndonos a disposición y nos informaron que todavía no había causa y que nos harían saber cuando estuviera ratificada. Nunca nos avisaron nada y recién nos notificaron mientras se hacía el allanamiento. La información que se llevaron fue acompañada el 18 de diciembre y el 27 de enero en la sucesión de Maradona, aunque se traten de causas distintas”, sostuvo. 


-->