Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino se presentaron esta mañana junto al abogado Hugo Tomei en la Fiscalía de Villa Gesell.

Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, los dos rugbiers liberados pero que les pesa la acusación de partícipes necesarios del asesinato de Fernando Báez Sosa, se negaron a declarar este mediodía ante la fiscal de Villa Gesell, Verónica Zamboni.

Milanesi, de 20 años y Guarino (19), mantuvieron la misma estrategia de los otros ocho rugbiers que siguen detenidos en el penal de Dolores.

Antes de declarar, las cámaras de televisión tomaron a Guarino dialogando junto a su padre y a su abogado defensor, Hugo Tomei, agarrándose la cabeza y llorando en varias oportunidades.

El miércoles los ocho rugbiers acusados de ser coautores del asesinato de Fernando Báez Sosa cuestionaron a la fiscal Verónica Zamboni y sostuvieron que no saben de qué se los acusa.

Trascendió que los imputados se quejaron durante la audiencia realizada ayer en la Fiscalía de Villa Gesell de aparentes errores procesales que habría en el expediente y afirmaron que no declararon porque nunca les informaron la acusación.

Además, los imputados se negaron a declarar sobre el hecho en sí, y refirieron estar presionados por la prensa y por los presos.

Los imputados de ser coautores del crimen habrían aprovechado la audiencia para decir que nunca se les notificó sobre la acusación ni se les dieron detalles del hecho que se les imputaba.