Por los ojos se da a conocer el estado del alma. Una mirada vale por cien mil palabras. Son todas frases que tienden a resaltar el valor de esos dos redondelitos que tenemos a ambos costados de la cara

Por Jorge Sosa, Redacción Jornada

Los ojos tienen su idioma propio que no se puede traducir en palabras, solo en sensaciones. Y tienen su carácter,  por ahí son dóciles, amables, amorosos,  y por ahí echan chispas y se vuelven agresivos. 

Se puede soñar despierto, es decir con los ojos abiertos, esbozar un deseo y mirarlo aunque no  sea realidad. Son sin duda la parte más vistosa de nuestra cara y compiten con los labios a la hora de expresar amor. 

Los ojos de los enamorados son distinguibles a simple vista, es como  si la ternura los rodeara entonces transmiten luz. Sí, no hay dudas, hay ojos que iluminan. 

Los hay de diversos colores, glaucos, pardos, verdes, azules,  y rojos si uno tiene conjuntivitis. No he escuchado opiniones de admiración hacia los ojos de Moria Casán, que son violetas. Claro a ella siempre le han mirado otra parte del cuerpo. 30

Los lentes ahumados en las mujeres es un perjuicio, porque impiden que les veamos una parte significativa de lo que son. Nos quedamos con resto, que puede ser bueno, inclusive muy bueno, pero no podemos leerle los ojos que son los más valiosos. 

Hay muchas personas que no tienen la visión en buen estado y tienen que portar anteojos, no ven del todo bien y son catalogados de “chicatos” por los que merodean su persona. Están los que usan lentes de contacto  y esos no necesitan armazones que le cubran el rostro. Ocultan su mal imperceptiblemente.

Ojos grandes hay a montones, por ejemplo los míos, pero están los ojitos rasgados de los orientales que con como una puñalada en un tarro. Uno los puede distinguir por como hablan o como se visten pero el dato significativo son los ojos, de ahí viene el término “ojos rasgados”.

Los poetas, todavía quedan alguno se regocijan en describir los ojos de la persona amada, aunque estén llenos de lagañas. Escriben y escriben numerosas páginas dejando constancia de su modo de ver lo que en los ojos de la persona amada es otro modo de ver. 

Los cantantes suelen hacer numerosas canciones donde los ojos ocupan un primerísimo lugar. Es que son sentimientos puros, casi transparentes, dejan ver lo que queda del lado de adentro del otro. 

Ahora un modo de expresión que tienen los ojos ante el cual no podemos permanecer indiferentes son las lágrimas. Ya sean de alegría, de pena, o de emoción las lágrimas conmueven y revelan que por los ojos también se puede describir la vida tal cual la estamos sintiendo. Las lágrimas le ponen ingredientes a la vida, no tenemos otra forma de expresarla. 

Son los ojos, los que aprecian la realidad de un modo incomparable, bien vale sostener la mirada cuando unos ojos bellos nos miran, ellos nos están dando noticias de la felicidad. 


-->