En dos vuelos distintos, los futbolistas que militan en equipos del Viejo Continente se fueron directo a Ezeiza para regresar a sus clubes

Este jueves por la noche, la Selección Argentina vivió una noche inolvidable. Con 3 goles de Messi, la Albiceleste derrotó por 3 a 0 a Bolivia. Una vez finalizado el partido, una emotiva fiesta invadió el Monumental, que contaba con público y los jugadores se emocionaron a más no poder. De esta manera, completaron dos victorias en tres partidos, el restante es el de Brasil, que fue suspendido y todavía no hay información sobre cuándo se jugará.

Finalizados los festejos, los jugadores de la Albiceleste partieron lo más rápido posible para Europa, con el objetivo de sumarse a sus clubes cuanto antes.

Los primeros en irse fueron Lionel Messi, Leandro Paredes y Ángel Di María, los tres jugadores del Paris Saint-Germain, que pasada la medianoche llegaron al aeropuerto de Ezeiza para tomarse el vuelo privado rumbo a Francia, donde llegarán a 24 horas del próximo compromiso del PSG por la Ligue 1, del que se espera que no sean parte.

En tanto, el resto de los futbolistas despegaron a eso de las 4.30 de la mañana en el vuelo chárter que puso la AFA con destino a Madrid para luego tomar cada uno un nuevo vuelo hacia la ciudad de su club para reincorporarse a sus respectivos planteles.


-->