La hija del Diez le había pedido al neurocirujano que su papá fuera internado en un hospital y él la descalificó con un fuerte insulto. Además, un integrante del staff médico le avisó que el ídolo estaba “muy hinchado”, pero él lo ignoró.

El contenido de los teléfonos del neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov arrojó detalles de los últimos días con vida de Diego Armando Maradona, el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos, quien falleció el pasado 25 de noviembre en su habitación de una casa alquilada en el country San Andres, en Tigre.

Algunas de las conversaciones en WhatsApp analizadas de los médicos investigados por un posible homicidio culposo por negligencia e impericia médica datande hasta 20 días antes de la muerte del ídolo. Entre ellas, encontraron una advertencia que había recibido Luque sobre la salud de Maradona una semana antes del deceso y que él ignoró por completo.

Ese intercambio, publicado por Infobae, ocurrió el 18 de noviembre, unos seis días después que el Diez saliera de la clínica Olivos, entre el neurocirujano y un integrante del equipo médico que había pasado a ver cómo estaba el ex DT de Gimnasia. 

Luque le pregunta si había podido ver al astro y su interlocutor le responde: “Hola Leo. Para atrás. En la cama hace 48 horas, ánimo ultra irritable. Domingo había estado impecable, era el Diego del 86. Agus (Cosachov, la psiquiatra) va a meterle más medicación para una bipolaridad, por lo visto viene por ahí… ciclador rápido”.

“También está muy hinchado”, alerta la misma persona. “Está hinchado porque está en decúbito (acostado)No le enviaría un médico. Necesita espacio, responde el neurocirujano. Luego cambian de tema de conversación y la advertencia queda en la nada.

Otra de las advertencias que ignoró Luque vino de Jana, hija de Diego con Valeria Sabalaín. La joven presionaba para que su padre vaya a un hospital, pero el médico, que aseguró en una carta a la Justicia de Miami ser el responsable integral de la salud del ídolo, se opusó.

La preocupación de Jana Maradona y el insulto de Luque

Así reveló una conversación del 9 de noviembre, también publicada por Infobae, entre Luque y un miembro del círculo íntimo de Maradona, en la que hablaban sobre las posibilidades de una reunión con la familia, los médicos personales del Diez y los especialistas de la clínica Olivos para decidir si lo internaban en un centro especializado o en su casa.

La posición de Jana era la de internar a su padre en un instituto especializado y eso a Luque, al parecer, lo enojaba: “Jana es una pelotuda de mierda. Así nomas te lo digo. Quiere internarlo”.

“¿Y las otras que dicen?”, pregunta el interlocutor y Luque responde que coinciden con la internación en un hospital. “Diego los va a mandar a cagar a todos”, cierra el neurocirujano.

Fuente Crónica


-->