Con la disposición del aislamiento obligatorio desde el domingo hasta el martes a la madrugada, los negocios que no provean alimentos no podrán abrir sus puertas ese día.

Este mediodía el ministro de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibañez, anunció la implementación de un aislamiento total desde el domingo 20 de septiembre a las 16 hasta el martes 22, a las 5.30 de la mañana.

De esta forma, la actividad comercial se verá afectada durante el primer día de la semana y el funcionamiento será el siguiente:

Restaurantes y cafés estarán habilitados durante el sábado y el domingo a la mañana, tal como lo venían haciendo, con mesas al aire libre y disposición de cuatro personas como máximo.

TE PUEDE INTERESAR: Salud lanza un plan de testeos rápidos desde la próxima semana

En tanto que supermercados y almacenes, por distribuir alimentos, podrán abrir sus puertas al igual que las farmacias.

Los comercios que no provean alimentos quedan excluidos y deberán permanecer cerrados desde el domingo a las 16 hasta el martes a las 5.30, que vence el plazo de Fase 1.