Los celos son un sentimiento que experimenta una persona cuando sospecha que la persona amada siente amor o cariño por otra, o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella

Por Jorge Sosa, Redacción Jornada

Uno tiene celos fundamentalmente de la persona que quiere o ama. Se da cuenta que tiene tratos o atenciones con otra persona que no las tiene con él entonces aparecen los celos.

Los celos pueden ser benignos o pueden ser muy violentos, es decir en la forma  de darse a conocer y cuando son violentos pueden terminar en actitudes violentas que deforman todo al ocurrir.

A veces ocurren por cuestiones nimias, la fulana que lo acompaña a uno en la vida saluda a otro hombre de una manera afectuosa, cálida, entonces al tipo se le suben los celos a la cabeza y es capaz de armar tamaño batifondo por ese solo hecho.

Hay celosos con fundamento y celosos que no tienen ninguno. A veces sospechan de que algo raro está ocurriendo, cuando no está ocurriendo nada, y se descargan en la persona amada de una forma virulenta y además injusta.

Pero están los enfermos de celos, esos que necesitarían de entrada una junta de psiquiatras para contener sus impulsos y para no sufrir tanto. Porque el celoso crónico sufre con sus celos. Sospecha de todo y cree ver en cada actitud del ser amado una confirmación de que sus celos tienen razón de ser.

Suelen ser injustos porque sus dudas (que en definitiva las tiene) no tienen razón de ser, entonces inventa situaciones que le dicta su propia imaginación y actúan con si esa sinrazón, fuese una razón válida.

Todos tenemos nuestro lado celoso y como dijimos ocurren con personas a las que uno realmente quiere, y cuando más quiere más grande son los celos. Con los padres, con los hijos, con algunos amigos y con nuestra compañera / compañero. En un rinconcito del alma, o del corazón o de alguna entraña uno siente como un cosquilleo especial cuando algún ser querido expresa su cariño a otra persona. Es lo propio, lo que uno considera propio lo que lo hace actuar de es forma.

Ellas son las que más los manifiestan aunque no son exclusivos de ellas. Llega el vago con una mancha de rouge en la mejilla, porque lo besó la jefa antes de abandonar el trabajo y son capaces de armar una tercera guerra mundial a través de este hecho.

Mira el hombre con cierta admiración a una mujer que pasa y eso ya  es motivo para el reproche o para un enojo que puede durar días enteros.

Los celos son una respuesta emocional que surge cuando una persona percibe una amenaza hacia algo que considera propio.

Los celos mal llevados al extremo constituyen una patología fuertemente autodestructiva, generalmente denominada celotipia o celopatía; quien padece esta enfermedad “vive” en un estado de infelicidad, en función de sus miedos y sospechas de engaño, muchas veces completamente infundados y prácticamente no acepta otra condición de verdad que no sean las evidencias que confirman su inseguridad en la relación Son el argumento de grandes obras de arte, Otelo de Shakespeare es la más notoria de todas, y un sinnúmero de canciones que hablan abusivamente del tema.  Yo creo que si no existieran los celos tendríamos la mitad de las  canciones que tenemos.


Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista Diario Jornada.