Es rica en potasio, fibra y vitamina B6 que ayuda a estabilizar el estado de ánimo y aumentar los niveles de energía

Es la fruta más consumida en todo el mundo, es deliciosa y además posee muchísimos benefeicios para la salud. La banana es rica en azúcares pero baja en grasas y sodio, lo que la convierte en un alimento ideal, incluso para quienes buscan bajar de peso por su efecto saciante. Estos son sus principales réditos:

1. Previene los calambres: Es rica en potasio, un mineral responsable de la contracción muscular. También contrarresta los niveles de sodio en el organismo y reduce la retención de líquidos.





2. Combate el estreñimiento: Ayuda a regular el tránsito intestinal y los procesos digestivos ya que presenta un aporte significativo de fibra.

3. Es un protector cardiovascular natural: El potasio que aporta la banana también es esencial para el buen funcionamiento del corazón. Según un estudio de científicos estadounidenses, los alimentos ricos en este mineral protegen frente al desarrollo de aterosclerosis, reducen la calcificación vascular y la rigidez arterial.

4. Tiene efecto relajante: Contiene triptófano, un aminoácido esencial para equilibrar la serotonina y reducir el estrés, la ansiedad y el insomnio.

5. Alivia la acidez: A pesar de su fama de ser una fruta “pesada”, comerla después de ingerir alimentos copiosos o irritantes brinda un suave efecto antiácido y relaja el tracto digestivo.

6. Es una aliada de la vista: Al aportar vitamina A ayuda a mantener una buena salud ocular. Asimismo, previene la degeneración macular, una enfermedad grave que afecta la visión central.

7. Ideal para deportistas: Gracias a su contenido de hidratos de carbono, aporta energía y favorece la recuperación después del entrenamiento.


-->