Industriales Pymes Argentinos publicó un nuevo informe este martes, en el que remarcaron la importancia de la industria como palanca del desarrollo y del “crecimiento con equidad distributiva”.

Industriales Pymes Argentinos (IPA) publicó un nuevo informe este martes, en el que remarcaron la importancia de la industria como palanca del desarrollo y del “crecimiento con equidad distributiva”. En el marco de una pandemia mundial sin precedentes, los representantes del sector afirmaron que “no es una época de cambios sino un cambio de época” y que el país “tiene la oportunidad de plantear sus objetivos de desarrollo más claramente ahora que antes”.A modo de principio ordenador de la orientación de las políticas industriales, desde IPA sostuvieron que en el actual contexto Argentina “no debiera dudar en el fortalecimiento de su mercado interno, con medidas potentes de desarrollo de proveedores nacionales con énfasis en iniciativas – más profundas y decididas- de compre nacional”. Con ese norte, destacaron cinco pilares sobre los cuales deberían apoyarse el Estado y las empresas para mejorar el posicionamiento de los productos locales:

  1. Incrementar la competitividad de las firmas nacionales. Para ello, los empresarios pymes plantearon la necesidad de implementar diversos programas de apoyo, que contemplen herramientas de capacitación y calificación de los trabajadores en función de las demandas que impone el nuevo paradigma de la Industria 4.0.
  2. Desarrollo del transporte multimodal. Según los industriales, este objetivo debería llevar a “debatir la importancia de la marina mercante, el control de la hidrovía y con ello el fortalecimiento de los astilleros, como así también el desarrollo del ferrocarril y, a la par, el mejoramiento de las vías”.
  3. Fortalecimiento de la infraestructura tecnológica. El desarrollo de servicios vinculados a los habilitadores tecnológicos como el big data, cloud computing, la inteligencia artificial, la fabricación aditiva y la robótica vinculada a la internet de las cosas, son algunos de los desafíos que debe afrontar la industria argentina.
  4. Acceso a recursos energéticos para la producción. En este sentido, desde IPA defendieron la idea de que “su generación, transporte y distribución no debe ser un negocio en sí mismo sino un aspecto clave del desarrollo industrial”.
  5. Financiamiento y regulación estatal. Por un lado, los industriales sostuvieron que es menester discutir ciertas regulaciones “en un mundo incierto con tendencia al cambio y por tanto lleno de oportunidades” y el funcionamiento de las normas sobre la competencia desleal. Por otro lado, bregaron por la constitución de una banca para el desarrollo.

LEER TAMBIÉN

El informe de IPA dividió el análisis de la crisis actual de la economía argentina en dos impactos: el resultante de las políticas económicas del período 2016-2019 que finalizaron con el “default encubierto” de la Argentina al llegar al “acuerdo fallido” con el FMI y, por otro lado, el impacto de la pandemia y las consiguientes medidas de cuarentena.

Si bien los indicadores son muy negativos en casi todas las variables macroeconómicas, los empresarios destacaron el leve repunte que se viene observando en los últimos meses.

En cuanto al empleo y la producción, IPA resaltó que la industria manufacturera se vio relativamente menos perjudicada que otros sectores por la pandemia. Según los datos exhibidos en el trabajo difundido en esta jornada, el 88% de las empresas cerradas y el 65% de los puestos de trabajo registrados perdidos desde la llegada del Covid-19 correspondieron a sectores productores de servicios.

En junio se percibieron 746 empresas industriales adicionales en comparación con mayo, a la vez que se observaron 8.582 empleos nuevos en el sector.

IPA afirmó que si Argentina toma un rumbo que “opte por ir a una industria diversificada como base del trabajo nacional, entonces se abren múltiples oportunidades”.

Fuente: ámbito.com