Perú, el segundo país de América latina con más casos de coronavirus, agregó a la preocupación de sus ciudadanos una polémica generada por la propuesta del ministro de Defensa, general Walter Martos, de extender hasta fin de año el toque de queda nocturno que rige en el contexto de las medidas para contener la pandemia.

Mientras tanto, el país anotó un nuevo récord en materia de nuevos contagios, con 6.154 en las últimas 24 horas, según datos oficiales.

Martos reveló en una entrevista con el Canal N de televisión, su iniciativa de prorrogar el toque de queda hasta fin de año, con el fin de que “las fuerzas del orden tengan un mayor control de la circulación en las calles”.

“Si liberamos el toque de queda, significa que las personas pueden desplazarse durante la noche y hacer actividades sociales; mientras como sociedad no tengamos una cultura de respeto a la distancia social, tenemos que seguir implementando medidas”, argumentó el funcionario.

La idea fue apoyada por Nataly Ponce, quien fuera viceministra de Seguridad Pública del Ministerio del Interior en 2018, y rechazada por un colega de Martos, Roberto Chiabra, también general retirado del Ejército y ministro de Defensa en 2003-05, durante la presidencia de Alejandro Toledo.

El toque de queda, que prohíbe la circulación de personas y vehículos durante la noche, fue dispuesto a mediados de marzo y en varias ocasiones fue prorrogado y se modificaron los horarios de vigencia.

Desde el lunes pasado, el toque de queda rige entre las 21 y las 4 en la mayor parte del país, y de 18 a 4 en los departamentos Ica, La Libertad, Lambayeque, Loreto, Piura, Tumbes y Ucayali y en tres provincias del departamento Áncash.


Perú contabilizaba 135.905 casos confirmados de coronavirus (6.154 en las últimas 24 horas) y 3.983 muertes por la enfermedad (195 nuevas), informó esta tarde el Ministerio de Salud.