El joven de 17 años está grave en el Perrupato 

Una broma de mal gusto tuvo lugar en San Martín y la víctima se encuentra en graves condiciones. A un muchacho de 17 años le dieron para tomar agua oxigenada industrializada y ahora su estado de salud es grave. Está internado en el hospital Perrupato. 

El chiste pesado lo hizo un compañero de trabajo a modo de “bienvenida” para el joven de apellido Coria y oriundo de El Espino, en su primer día laboral en un frigorífico de la zona Este de Mendoza. El chico entró a desempeñar su tarea a las 4 de la mañana del lunes y en un momento pidió agua. Entonces le dieron agua oxigenada industrializada y él la bebió convencido de que se trataba de agua potable. 

El joven se descompuso rápidamente y lo llevaron de inmediato al Perrupato. Allí permanece internado con estomatitis, que indica que tiene boca inflamada con úlceras. Los estudios realizados buscan determinar en qué estado está el esófago del muchacho, por las quemaduras que podría sufrir a causa del líquido ingerido. 

El agua oxigenada es un compuesto químico tóxico, tanto la que venden en las farmacias como la industrializada aunque esta última es mucho más dañina que la primera en caso de ser ingerida. De hecho, la industrializada (utilizada para lavado de telas u otras superficies), que es la que tomó el trabajador, tiene 10% o más de concentración y su ingesta o contacto con la piel puede causar quemaduras además de otras lesiones más severas. 

El caso ya es investigado por la Fiscalía de San Martín para determinar responsabilidades, más allá de que en principio se trató de una broma, según consignó el diario El Ciudadano. Las consecuencias en la salud del muchacho podrían derivar, en principio, en una causa por lesiones. 


-->