Los clubes avanzan ya en un acuerdo con un pago de unos 60 millones más dos jugadores

El Barcelona ya está en el tramo final del fichaje de Lautaro Martínez. En el club blaugrana tienen claro que la operación está muy bien encarada y puede llegarse a un principio de acuerdo en este mismo mes de mayo, aunque nada se formalizará y anunciará hasta más adelante. Tras semanas de dura negociación, el Inter comienza a dar su brazo a torcer y, en estos momentos, se está cuadrando la crifra final que el Barça abonaría como traspaso. 

Además, el acuerdo incluirá a dos futbolistas blaugrana que servirían para abaratar una operación cuyo precio final irá hasta los 111 millones de euros de la cláusula de rescisión, según informo el medio español Sport.

El optimismo en el Barça llegó hacia finales del mes d febrero cuando consiguieron convencer a Lautaro para firmar. Costó mucho porque el delantero no veía nada claro su rol de titular en el conjunto blaugrana y los miembros del área deportiva le tranquilizaron asegurándole que la apuesta por él era total. Es probable que muchos partidos juegue junto a Luis Suárez en punta, aunque será el primer delantero de la plantilla. Se trata de un fichaje estratégico y, por inversión y convicción deportiva, Lautaro llegará para jugar el máximo de minutos posible.

El club catalán, con esta estrategia, despejó mucho el camino ya que el Inter no podía jugar la carta de vender al delantero al mejor postor. Madrid, City, United, Chelsea o PSG tuvieron claro que no tenían opción de firmar al delantero. Su voluntad era clara y el Inter se vio obligado a tomar una decisión: o le renovaban a un precio razonable y comenzaban a negociar con el Barcelona.

Desde Italia se asegura que el club de Milan intentó un acercamiento a Lautaro, pero las cifras que barajaba de la oferta blaugrana hacían absolutamente inviable encarar una renovación. Se habla de un contrato por cinco temporadas a razón de diez millones de euros netos por año. Una ficha de crack.

Pese a todo, el Inter ha mantenido una postura negociadora muy dura. El discursó se ancló en rechazar cualquier canje de jugadores para ingresar de forma íntegra los 111 millones de euros por el traspaso, algo que el Barcelona ni se ha planteado por la actual crisis económica a causa del coronavirus. Ya la asada semana, el club italiano se abrió a negociar cobrando una cifra de 90 millones de euros como mínimo y un jugador a elegir sobre los ofrecimientos que había realizado el Barça. Ahora ya se está en el punto de incluir a un segundo futbolista más un pago en efectivo que ascendería a algo más de los 60 millones de euros. Esa es la crifa que siempre han barajado los negociadores del club blaugrana para llegar a un entente final.

Las negociaciones siguen su curso y ahora es el momento de definir qué futolistas entrarán en el canje de jugadores con el argentino. Lo más probable es que el Inter firme a uno de los laterales diestros propiedad del Barcelona y habrá que ver lo que sucede con Arturo Vidal, ya que el club italiano lo quiere, pero desearía negociar este fichaje totalmente a parte, algo que se está hablando y no estaría descartado. En todo caso, las posturas se están acercando y el acuerdo es ya posible.

El Barcelona no quiere esperar mucho tiempo y desearía cerrar esta operación cuanto antes mejor. Lo previsible es que primero se cierre el trueque de jugadores con la Juve que desembocará en el fichaje de Pjanic e, inmediatamente después, se firmaría a LautaroTodo puede quedar listo antes que termine el mes de mayo, pero no se oficializará nada hasta que no se abran las fronteras y el Barcelona pueda viajar a Milán para dejarlo todo por escrito. Esperan que sea antes del 30 de junio y dar así el gran golpe de mercado antes de finalizar la temporada.