Luego que la principal línea aérea del país, controlada por el grupo Cueto, desvinculara hace algunos días a 1.400 trabajadores de sus filiales en Chile, Colombia, Ecuador y Perú, el medio chileno El Mostrador reveló hace algunos días que la operadora de transporte aéreo habría informado a varias instituciones bancarias que no estaría en condiciones de cumplir sus compromisos financieros, por lo que en los hechos entraría en la figura de la cesación de pagos.

La deuda  que oscilaría entre US$1.000 millones y US$1.500 millones -según fuentes reservadas– estaría impulsando a la empresa evaluar acogerse al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, tal como lo hizo la aerolínea colombiana Avianca.Lo que permite este procedimiento a la compañía es poner su marca, patrimonio y rutas como garantías ante un juez de EE.UU., de modo tal que este le dé un salvavidas para aplazar el pago de deudas y obligaciones, al tiempo que continúa operando.

Frente a esta situación, el diputado Iván Flores del Paertido Demócrata Cristiano se refirió a la actual crisis de Latam, quienes en medio de la pandemia del Covid-19, ha buscado un “salvataje” de parte del Estado, a pesar de que el Gobierno lo negó.

Al respecto, Flores afirmó estar de acuerdo con este salvavidas estatal, pero con condiciones: “El Estado tiene que concurrir al salvataje de esta empresa, pero siendo parte de esta empresa. Tiene que ser declarado de interés nacional”.

“Hay que definir lo que es Latam para Chile. Es la empresa más grande de transporte aéreo de personas y carga, y por lo tanto, se convierte, aunque sea privada, en una empresa estratégica”.

“El Estado tiene que volver a ser parte de ella. Si la empresa se levanta y se salva, gana el Estado. Osea gana todo Chile. Pero no hay perdonazo”, advirtió, recalcando que “en ese escenario, solamente voy a ser partidario de que el Estado participe de la propiedad de la empresa, para que en definitiva la apoye como parte de una empresa del Estado de Chile, no como a un particular que quiere salvataje”.

Iván Flores, Diputado del Paertido Demócrata Cristiano

“La pregunta es: ¿y nosotros qué? Entregar plata, como que las vamos a ayudar, como que es un crédito blando, eso va a ayudar a un empresario privado. Entonces por qué no mejor ayudamos a un par de miles de pequeñas empresas que están en una situación crítica. Hay que ayudar a las empresas pequeñas que están en una situación crítica, pero empresas grandes que son emblemáticas nacionales, hay que ayudarlas pero siendo parte del negocio. Yo no veo otro camino”, dijo.

“Si es importante para todos nosotros, que pase parte de la propiedad, proporcionalmente al apoyo recibido, en propiedad del Estado. Y todos felices”, afirmó.

“Es la única fórmula. Y no hay más. Es una participación activa del Estado y la propiedad directamente proporcional al monto de la ayuda. Y sino, derechamente que el Estado se haga cargo de la empresa. Pero que sea una empresa del Estado. Chile ya perdió demasiada plata en el traspaso de empresas públicas en los tiempos de la dictadura, a precio mil. No están los tiempos para hacer cosas parecidas ni pasar plata a empresas privadas, como fue el salvataje de los bancos en la crisis de los 80”, explicó.

“Si el Gobierno no quiere ser parte de la empresa, y quiere ayudar a la empresa, tiene que ser en condiciones súper claras de un crédito muy claro, porque sino con mayor razón micro, pequeño y mediano empresario de Chile puede pedir exactamente lo mismo.  Si es así, en esas condiciones, tiene que quedar muy a la vista cómo Latam va a devolver esa plata a Chile, porque sino, para negociados y abusos no estamos. Ahí tendremos que enfrentarnos en otra discusión y en otra pelea que va a ser mucho más brava porque la cantidad de recursos es mucho más sustantiva. Yo no estoy para perdonazos ni para dádivas. Estoy para ayudar pero en la justa medida que sea una ayuda que devuelva y retribuya la empresa como corresponde. O bien, el Estado ser parte de la empresa”, finalizó.