Ya es oficial que la Copa América de fútbol no se va a realizar en Argentina debido a la crisis sanitaria que vive el país por la pandemia. Sin embargo la Confederación Sudamericana de Fútbol no suspendió el evento aún y, en cambio, oficialmente buscan nueva sede entre los países que ya se ofrecieron como organizadores de “emergencia”. Puede ser una sede o dos, como estaba previsto originalmente. 

En el lote de candidatos están Chile, que se ofreció a hacerlo, Paraguay y Estados Unidos, que es el país que mejor preparado está y tiene dos ventajas: el impacto de la vacunación en ese país, la disponibilidad de vacunas y hasta la posibilidad de que haya público en las tribunas, algo que ya ocurre en algunos eventos deportivos en ese país. 

Argentina esperó hasta último momento para anunciar la suspensión. La crisis sanitaria es lo que más pesó, pero también el impacto político: crecía cada vez más el rechazo a organizar la copa en medio de la segunda ola, con restricciones vigentes y clases suspendidas en gran parte del país. La presión por el “orden de prioridades” complicó los planes. 

La Copa América 2021 iba a ser organizada por Argentina y Colombia. Por la crisis que vive el país cafetero, Argentina quedó solo. Allí aparecieron candidatos a “co-organizar” la copa. Uno de ellos es Paraguay, que fue el primero en “levantar la mano”. Allí está la sede de la Conmebol. Brasil también se ofreció, pero la pandemia aún golpea fuerte allí. La posibilidad de mudar la copa a Estados Unidos apareció y fue descartada, pero ahora todo es posible. 

“La CONMEBOL informa que en atención a las circunstancias presentes ha resuelto suspender la organización de la Copa América en Argentina. La CONMEBOL analiza la oferta de otros países que mostraron interés en albergar el torneo continental”, comunicó escuetamente la entidad organizadora. 

Las selecciones participantes ya comenzaron a entrenar porque además de la Copa, comienzan las eliminatorias para el mundial. 


-->