El brote de coronavirus en la burbuja de Boca trastocó todos los planes del Xeneize para la reanudación de la Copa Libertadores. A 9 días de la visita a Libertad de Paraguay, así está el plantel: en primer lugar, está en duda la presencia del entrenador Miguel Russo en los dos partidos de visitante, ante Libertad en Paraguay e Independiente Medellín en Colombia, pero también hay dudas sobre el equipo.

El DT continúa en su casa, con la tranquilidad de saber que su hisopado dio negativo, ya que es paciente de doble riesgo por tener 64 años de edad y por haber tenido una enfermedad oncológica hace dos años. Por esa razón, el cuerpo médico del club y la dirigencia le pedirán al entrenador que no viaje a esos dos encuentros.

Las prácticas las dirigen por estos días Mariano Herrón, uno de los ayudantes de Russo, y el preparador físico alterno Alejandro Blasco. El otro ayudante técnico, Leandro Somoza; el entrenador de arqueros Fernando Gayoso; y el preparador físico principal Damián Lanatta, dieron positivo de coronavirus en los testeos PCR realizados la semana pasada. Se espera que para el 17 de septiembre, cuando Boca jugará en Paraguay, los integrantes del cuerpo técnico estén recuperados y de esta manera -si Russo no viajara- el entrenador sería Somoza.

En tanto, los 8 jugadores que dieron negativo, mas los dos que están inmunes de Covid-19, se entrenaron este lunes en las dos canchas que tiene disponible el hotel de la zona de Ezeiza donde está concentrado el plantel, en grupo de a tres y por el corredor sanitario. Y mañana se harán nuevos testeos PCR, estudios cardiólogicos y chequeos habituales. En Boca piensan que con estos resultados, los 8 asintomáticos del testeo del lunes pasado, más varios de los 10 con síntomas que ahora ya están bien de salud, darían negativo. Por lo tanto, muchos titulares podrían llegar para jugar contra Libertad.

El plantel seguirá concentrado hasta el próximo sábado en el mismo hotel por pedido del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. Entre esa fecha y el 15 de septiembre, todos los contagiados -si dan negativo- menos los últimos cuatros casos consignados este domingo, tendrán el alta médica de la Conmebol.

Ayer por la tarde Iván Marcone, Agustín Almendra, Edwin Cardona, Gonzalo Maroni y el juvenil Agustín Lastra trabajaron en el centro de entrenamientos de Ezeiza, a la espera de poder ensamblar con el resto del plantel.

Boca Juniors totaliza ya 30 casos de coronavirus positivo, de los cuales 22 son futbolistas del plantel profesional, mientras que tres de los contagiados son integrantes del cuerpo técnico, uno del equipo médico y seis son empleados de diferentes áreas del club.

Cabe recordar que Boca cambió de laboratorio en las últimas 48 horas por dos motivos: la secretaría de fútbol que encabeza Juan Román Riquelme considera que hubo falsos negativos que pudieron ser las cusas del rebrote y porque les molestó que algunos periodistas se enteraron antes que el cuerpo técnico y que los dirigentes sobre esos resultados.



/" target="_blank">