El ministro de Turismo y Deportes reconoció que todavía no pueden dar precisiones sobre la disputa del certamen de selecciones y habló sobre el pedido de suspender el torneo local

Las últimas restricciones en el AMBA ante el incremento de contagios de coronavirus en la zona pusieron al fútbol en el punto de la discusión con un debate político que tiene a aquellos que piensan que debería contemplarse a la actividad sobre el mismo paraguas que el resto y los que creen que es una disciplina que le permite a la gente un momento de desconexión en medio de la pandemia. Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes, se refirió este escenario y habló sobre la posibilidad de detener el torneo local si se aplican más limitaciones.

“Lo que hicimos fue intentar que el fútbol siguiera porque consideramos que si eventualmente hay que imponer más restricciones y la gente se tiene que quedar en la casa, el fútbol –y esto lo ha dicho el presidente Alberto Fernández también– es una manera de que la gente tenga algo para entretenerse en la casa sabiendo que es el deporte que más conmueve a los argentinos. Desde ese sentido, siempre se evaluó de esa manera“, relató el funcionario en diálogo con el programa Novaresio 910 que se emite por Radio La Red.

Aunque agregó: “También es verdad que si la situación sanitaria lo requiere y tenemos que ir hacia un cierre mucho más fuerte según las decisiones que puedan tomar las autoridades sanitarias, el fútbol por supuesto que también se va a ver afectado. Hoy no tenemos perspectiva de que se pueda parar el fútbol. Seguramente en las próximas va a haber más definiciones, pero hoy no es la idea que tenemos”.

Hasta el momento, la única restricción que pesa sobre el certamen local es la de terminar los partidos que se disputan en el AMBA a las 20 como horario máximo, un impedimento que no se registra en los encuentros de Copa Libertadores o Sudamericana. Si se determinan más prohibiciones, es algo que estará atado a lo que recomienden autoridades sanitarias y especialistas, reconoció Lammens.

“Esto es muy dinámico, las próximas horas van a ser definitorias, pero hoy la idea nuestra no es para el fútbol que la verdad que viene cumpliendo muy bien los protocolos. Si eventualmente como nosotros creemos que va a haber que imponer más restricciones, el fútbol en ese sentido puede ser importante para que la gente lo pueda ver en su casa”, analizó.

El ex presidente de San Lorenzo, hoy a cargo de la cartera de Turismo y Deportes, reconoció que no llegó ningún pedido oficial desde la Provincia de Buenos Aires para detener la actividad tal cual lo planteó el ministro de Salud de esa región, Daniel Gollán. “Hay una cuestión en la decisión de parar el fútbol o no que es más simbólica que otra cosa. Un partido de fútbol el movimiento que tiene es muy poco en término de cantidad de personas que van o no al estadio: los dos planteles, el árbitro y la gente que está transmitiendo el partido, no mucho más. En términos de movilidad, que es lo que uno quiere restringir al máximo, la verdad que no tiene impacto”, explicó.

Sin embargo, reconoció que existen dos teorías al respecto entre los funcionarios: “Entiendo que hay una cuestión simbólica de que cuando se para todo, siendo el fútbol tan importante, algunos quieren que el fútbol entre dentro de esa lógica. Creo que está dividido entre los que creen que es bueno pararlo como una cuestión simbólica y los que creen que la gente que está en la casa es bueno que tenga algo para entretenerse”.

OTRAS FRASES DE MATÍAS LAMMENS

¿Se realizará la Copa América en el país?: “El presidente fue muy claro. Todavía no estamos a tiempo de decir si corre riesgo o no. La Copa América es importante que se juegue. Seguimos trabajando para que se juegue, seguimos trabajando en los estadios. Esperamos que la situación sanitaria mejore considerablemente, para eso se están tomando todas las medidas que se están tomando ahora. Es una lástima que se tenga que jugar en estas circunstancias porque además era un evento para que Argentina pueda seguir mostrándose en el mundo, para lo que significa en términos de impacto económico en los lugares donde se va a jugar –en Córdoba, Mendoza, Santiago del Estero, en la Ciudad de Buenos Aires– lugares en los cuales el turismo es un ingreso muy importante. Es una pena que se tenga que jugar en estas condiciones, pero seguimos trabajando para que se haga”.

La aprobación de las vacunas de Sinovac que enviará Conmebol para los planteles: “Ese es un tema que tiene el ministerio de Salud con la ANMAT. Seguramente tendrá que iniciar el registro de vacuna. Es cierto que es una vacuna que hoy no está en Argentina. Tiene un proceso de registración y el ministerio de Salud, en base a la campaña de vacunación que tiene, evaluará como sigue el tema. Yo sinceramente lo único que hago es ser el intermediador entre la Conmebol y el ministerio de Salud, que es quien toma esa decisión”.

Qué pasa si no se aprueba la vacuna Sinovac que enviará Conmebol: “Vamos a ver cómo sigue el tema, si el ministerio de Salud y la ANMAT definen que se puede vacunar. Hoy todos los esfuerzos del estado nacional están concentrados en vacunar a la población de riesgo y está bien que así sea. Todas las vacunas que llegan a la Argentina están concentradas en vacunar a los mayores de 70 años, al personal de salud, al personal docente. Es lógico que así sea”.

Las restricciones sobre el fútbol local: “Cuando se habla de una medida es para toda la actividad (primera, ascenso, juveniles). Nosotros desde el año pasado cuando tomamos la decisión de que se pudiera volver a jugar al fútbol y que volvieran los torneos profesionales, lo hicimos con mucho cuidado, protocolos. Tuvimos algunos casos en planteles, donde nosotros vimos que no se respetaba el protocolo que había empleado en su momento la AFA. Lo hablamos con ellos y creemos que la tasa de contagios hoy en los planteles bajísima: estamos hablando de cerca de 50 casos en 2000 testeos, una cosa así. Estamos en esos números. Y lo mismo sucede con los partidos de Copa Libertadores”.

El cambio de horarios en los partidos del AMBA: “Fue importante hablar con las autoridades del fútbol argentino para que puedan adecuarse a la normalidad del resto de las personas. Hay una cuestión digamos simbólica en ese sentido, en que estas normas corren para todos y que le pedimos a los planteles de futbol que se adapten a lo que tiene que ver con la disposición del último DNU”.


-->