Tradición que vino de Aragón. En la provincia española de Huesca, allá en Aragón, hay un pueblito llamado Estadilla, encavado en las montañas

Por Jorge Sosa / Mendoza te cuenta

La localidad se encuentra ubicada en la comarca administrativa del Somontano, a los pies de la sierra de La Carrodilla y en la ribera izquierda del río Cinca. Dista unos 60 kilómetros de Huesca. Cuenta la tradición oral que en 1250 la Virgen María, con Jesús niño en sus brazos, se le apareció a unos mineros pobres sobre el carro que usaban para transportar sus materiales, una carrocilla, una carretilla al decir de nosotros. La Virgen mostraba un ramo de uva en su mano izquierda dando noticias de la abundancia. Inmediatamente después de la aparición los mineros encontraron una veta de metal que les permitió derrotar su pobreza. 

La fe creció y el lugar se convirtió en sagrado por el que los habitantes del lugar la declararon Patrona de la Carrodilla. Allí hay está la ermita de Nuestra Señora de La Carrodilla, del siglo XIII, restaurada en el siglo XVI. La fiesta de la Virgen de la Carrodilla, es el segundo lunes después de Pascua, corresponde a la antigua feria de ganado

Los Solanillas

En el santuario consagrado a aquella aparición fue bautizado Antonio Solanillas en 1765. De niño Antonio viajó con su familia a tierras americanas Vivía en Buenos Aires cuando se produce la Revolución de Mayo. Antonio no estaba de acuerdo con el nuevo gobierno y decide alejarse de Buenos Aires. Elige a Mendoza como su destino. Entre sus pertenencias traía una imagen la Virgen. Ya en Mendoza, como era costumbre de la época, hizo construir una pequeña capilla junto a la casona hogareña en el camino que unía Mendoza con Luján de Cuyo. Siendo Mendoza la tierra donde se enseñoreaban las vides, la virgencita con granos de uva en su mano comenzó a hacerse muy popular.

La imagen

La imagen que hoy se venera en Mendoza fue realizada a fines del siglo XVIII en Estadilla. Es de madera de roble, con el rostro, manos y el niño Jesús revestidos en cera de abeja. Su cabello castaño es natural. La corona fue trabajada sobre medio kilo de oro. Muestra hojas de vid, pámpanos y racimos de uvas adornados con piedras preciosas, dos brillantes en el centro y en la cruz, dos grandes topacios en los costados y otros más pequeños distribuidos en su contorno. El escudo de Mendoza está ubicado en la parte superior. En los actos y procesiones se muestra una réplica más sencilla, la corona original está resguardada en un Banco.

La capilla

La pequeña capilla, construida por los Solanilla, fue quedando chica a medida que crecían los devotos de la Virgen. En 1840 se construyó una más grande, la que hoy podemos observar. De aspecto sólido y humilde en su ornamentación sigue los modelos coloniales del altiplano argentino. Los muros son anchos, de adobón, muy bien construidos, lo que le permitió resistir muchos magnos sismos. Fue una de las únicas construcciones que se salvaron del derrumbe en el terrible terremoto de 1861. En 1978 fue declarada Monumento Histórico Nacional.

La Iglesia reconoció esta nueva advocación de María y el 12 de febrero de 1938 fue declarada Patrona de los Viñedos por el entonces obispo de Mendoza, Monseñor José Aníbal Verdaguer. Frente a la iglesia está el Calvario, centro de peregrinación también muy frecuentado.

Allí se realiza la ceremonia oficial del Viernes Santo y el Vía Crucis, para lo cual, desde hace más de 100 años está reproducido, en catorce pilares con sus respectivos bajorrelieves, el camino del Calvario que termina con un Crucifijo elevado y de gran tamaño y dos cruces laterales vacías señalando al mal y al buen ladrón. Fue creado por el sacerdote franciscano Francisco Aymont, quien, expulsado de España, hizo la promesa de levantar tres calvarios en recuerdo de la Pasión de Cristo.

El primero lo hizo en Mendoza, luego en La Rioja y Catamarca. Durante la Semana Santa se realiza la tradicional bendición de los ramos de olivos y los fieles recorren el Vía Crucis. La construcción de El Calvario se hizo en 1844 y se remodeló en 1996.

Patrona de los viñedos

La Vírgen de la Carrodilla esta ligada a las contingencias del tiempo, es ella la que protege las cosechas de la piedra, del granizo y las plagas. A ella se dirigen los ruegos para que nada perturbe las buenas vendimias.

La devoción de los mendocinos la ha hecho la figura religiosa más conocida, amada y venerada. Es ella la que preside la tradicional Bendición de los Frutos y es ella la que merece una mención especial en cada Fiesta que se realiza en el Frank Romero Day.

La iglesia de la Carrodilla se encuentra en la zona también llamada Carrodilla y pertenece al departamento de Luján de Cuyo.

Ruego canción a nuestra Señora de la Carrodilla

Virgen de la Carrodilla
Patrona de los viñedos
Esperanza de los hijos
Que han nacido junto al cerro

Los que han hundido el arado
Y han cultivado su suelo
Te piden que los ampares
Patrona de los viñedos
Te piden que los ampares
Patrona de los viñedos

En las viñas de mi tierra
Hay un recuerdo querido
En cada hilera un amor
En cada surco un suspiro
En cada hoja una esperanza
Y la esperanza en racimos
Virgen de la Carrodilla
Es todo lo que pedimos

Ten piedad de aquellos hijos
Que le han clamado a tu cielo
Haz que ellos se les cumplan
Sus más queridos anhelos

Para ti van estos cantos
Para ti van estos ruegos
Virgen de la Carrodilla (ah)
Patrona de los viñedos
Virgen de la Carrodilla (ah)
Patrona de los viñedos

En las viñas de mi tierra
Hay un recuerdo querido
En cada hilera un amor
En cada surco un suspiro
En cada hoja una esperanza
Y en la esperanza un racimos

En las viñas de mi tierra
Hay un recuerdo querido
En cada hilera un amor
En cada surco un suspiro
En cada hoja una esperanza
Y la esperanza un racimos

Virgen de la Carrodilla
Es todo lo que pedimos

Letra: Julio Quintanilla, Música: Hilario Cuadros.


-->