Del Valle de Uco a Turquía, la historia de un sueño que se hizo realidad en la Universidad Nacional de Cuyo. Se trata de Macarena Martínez, a punto de ser licenciada en Administración, nos contó su periplo, que comenzó en la zona rural de La Consulta. “Con mis estudio, quiero devolver a mis padres todo lo que me dieron”.

A siete kilómetros del distrito de La Consulta, en San Carlos, viven los Martínez, una familia que durante toda su vida se dedicó a la plantación de cebolla, papa, ajo, tomates o nueces. A través de su esfuerzo, de levantarse a las seis de la mañana y trabajar más de doce horas diarias, la hija mayor, Macarena, pudo cumplir su sueño: ser la primera de su familia en asistir a la universidad. Ella cursó casi toda su carrera en la UNCUYO y un semestre en Turquía. Actualmente, solo la tesis la separa de su ansiada licenciatura en Administración; sin embargo, ya tiene en claro qué quiere hacer: continuar estudiando y mejorar la vida y el negocio de su familia.

Con solo la tesis pendiente para recibir el primer título universitario de su familia, la joven vivió una infancia rodeada de naturaleza y animales. A veces se quedaba en casa al cuidado de su abuela y otros días acompañaba a sus padres a cumplir con su jornada laboral. “Tuve una infancia muy linda en la que jugaba mucho con mis hermanos, también cuando íbamos con mis papás al trabajo, los otros empleados de la finca a veces llevaban a sus hijos y nos divertíamos un montón. Toda mi vida viví en el campo y siempre encontrábamos alguna aventura para hacer”, comentó Macarena.

LEER TAMBIÉN

Sin embargo, a través del esfuerzo de su abuelo y padre, hace diez años lograron comprar su propio terreno y comenzar a cultivar para ellos. Ahora, su padre Elio (46) se dedica exclusivamente a trabajar la tierra y su madre Mónica (49) efectúa tareas administrativas y venta, además de realizar las labores del hogar. Mientras tanto, sus hermanos Cristian (24), Micaela (22) y Benjamín (6) continúan estudiando, tal como lo hace Macarena.

A pesar de que tuvo dificultades para presentar sus papeles digitalizados para el ingreso, pudo superar los obstáculos e ingresó en la Facultad de Ciencias Económicas. Durante los primeros tres meses de cursado, vivió en plena Sexta Sección con una amiga de su mamá, que la acompañó y guio en el nuevo camino. Al finalizar la semana, “sentía que no podía quedarme y, luego del cursado, iba a la Terminal” para visitar nuevamente a su familia.

LEER TAMBIÉN

Turquía: nuevas perspectivas, pero el mismo objetivo de ayudar a su familia

Así como la educación era un pilar fundamental en su familia, el estudio del inglés también ocupó un rol central en la vida de Macarena. Aunque reconoce que no le gustaba mucho, su madre le dijo que le abriría muchas puertas, y así fue. En 2019 ganó una beca de estudios por un semestre en Istanbul Aydin University, en Turquía, la que le permitió viajar, conocer otras culturas y generar nuevas perspectivas.

A futuro, la joven desea presentar su tesis de licenciatura y continuar una maestría y un doctorado. Sin embargo, su segundo interés es instalarse en La Consulta para ayudar a administrar y mejorar el negocio de agricultura familiar.

Fuente:udiversidad



/" target="_blank">