La famosa revista francesa sorprendió con una tapa impactante sobre el ascenso talibán en Afganistán y lo vincula con la llegada de Leo al PSG

Los terribles sucesos que están pasando en Kabul son tema principal en los medios de comunicación. Esta vez, la tapa de Charlie Hebdo volvió a sorprender e impactar. Una ilustración en la portada vincula y critica la llegada de Leo Messi al París Saint-Germain con el acceso de los talibanes al poder en Afganistán.

Los talibanes son peores de lo que pensamos“, se puede leer en francés sobre la imagen dibujada en la que se puede ver a tres mujeres usando burkas azules, todas con el nombre y el número 30 del argentino en sus espaldas. Las mujeres son uno de las cuestiones que más preocupan a nivel mundial, ya que el régimen talibán es muy estricto con ellas y tiene muchas prohibiciones, como no poder mostrarse, caminar solas por la calle, ir a escuelas o universidades, no tienen permitido trabajar fuera de sus casas o ser tratadas por médicos hombres, entre muchos otras.

La portada se viralizó rápidamente en redes sociales después de darse a conocer y comenzaron los análisis sobre la misma. La revista denuncia la vinculación de estados como Qatar, acusados de financiar el terrorismo islámico, con la sociedad francesa. Nasser Al-Khelaïfi, presidente del PSG, tiene vinculaciones con la familia de emir de Qatar y el estado es la máxima fuente de financiación del club. Por otro lado también se destacó como otra posible arista de crítica el fanatismo absoluto que generó la llegada del astro argentino a la Ligue 1. 

Otra tapa de este estilo, ¿el desencadenante de un atentado?

El 7 de enero en París, después de la publicación de una portada dedicada a Mahoma criticando a los islamistas integristas y calificándolos de gente con pocas luces, las oficinas de la Charlie Hebdo en la capital francesa fueron el blanco de un ataque.

Dos hombres enmascarados y armados con fusiles de asalto y otras armas entraron y bajo el grito de “Al·lahu-àkbar” (‘Alá es [el] más grande’) dispararon 50 tiros mataron a 12 personas e hirieron a otras 11. Los asaltantes se identificaron como pertenecientes a Al-Qaeda en la Península arábiga (la rama de Al Qaeda en Yemen).


-->