La policía británica disparó y mató este domingo a un hombre en la calle en el sur de Londres en un “incidente vinculado con el terrorismo”, que incluyó un ataque previo con un cuchillo que dejó al menos tres heridos, informó la Policía Metropolitana (Scotland Yard)


“Un hombre recibió disparos de policías en Streatham (un barrio del sur de Londres); en este momento, creemos que varias personas fueron acuchilladas; las circunstancias están siendo analizadas; el incidente fue declarado como vinculado al terrorismo”, informó la Policía en Twitter.

Poco después, la misma fuerza de seguridad agregó en un comunicado que “la situación había sido completamente contenida” e informó que al menos dos personas resultaron heridas en el ataque inicial.


“Esperamos que nos actualicen sobre su estado,” añadió el texto.


Sin embargo, más tarde Scotland Yard informó en un nuevo comunicado que los heridos eran al menos tres.

“Se sabe que tres personas han resultado heridas en el ataque de Streatham de esta tarde; una persona está hospitalizada en condición de peligro para su vida; estamos en proceso de informar a su familia”, reportó la fuerza.


Agregó que “una segunda víctima fue atendida por heridas leves en el lugar y posteriormente fue hospitalizada”, y “una tercera víctima fue trasladada a un hospital” aunque “su vida no corre peligro”, según la agencia de noticias Europa Press.

Hasta esta noche no se conocían detalles del ataque.

La radiotelevisora estatal BBC afirmó que el atacante había salido de prisión a fines del mes pasado, tras haber cumplido la mitad de una condena a tres años, pese a que no se divulgó su identidad.

Una testigo que habló con el diario The Independent contó que mientras tomaba café en un negocio en la misma calle vio que siete u ocho patrullas policiales pasaron a toda velocidad y, luego, varias ambulancias y un helicóptero de la policía.

Otro testigo, un peluquero que trabaja en esa calle a unos metros de donde sucedió todo, contó que escuchó disparos y salió a ver.

“Ví sangre en el suelo, en todos lados, había una mujer afuera de una farmacia que había sido apuñalada en la espalda con un cuchillo. Todos la estaban ayudando”, contó al mismo diario local.

Todo el tránsito fue desviado de la zona y esa cuadra se encontraba completamente bloqueada por la policía.

Mientras tanto, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, adelantó que el gobierno anunciará mañana “cambios fundamentales en el sistema para lidiar con aquellas personas procesadas por cargos de terrorismo”, según la agencia de noticias EFE.