El Jefe del bloque de Diputados del Frente de Todos estuvo internado en la capital bonaerense por un posible cólico renal. Este domingo por la tarde, fue dado de alta.

Máximo Kirchner fue dado de alta este domingo por la tarde, tras presentar una “buena evolución clínica y respuesta terapéutica” al tratamiento por cólicos renales que le provocaron mucho dolor.

Desde el sábado se encontraba internado en el Hospital Italiano de La Plata.

En el centro de salud habían informado que el Diputado Nacional había sido “derivado y acompañado por su médico de cabecera, por un cuadro agudo que se interpreta como cólico renal, diagnosticándose mediante estudio de imágenes perinefritis incipiente y litiasis de 3 mm intravesical”.

Además, explicaron que le hicieron estudios de laboratorio y bacteriológicos y que le suministraron tratamiento con antibióticos.


-->