Nadia Podoroska avanzó a los cuartos de final del WTA 500 Yarra Valley Classic, que se juega en Melbourne, Australia, tras un triunfo resonante sobre la “top ten” checa Petra Kvitova por 5-7, 6-1 y 7-6 (9-7)

Podoroska, nacida en Rosario y ubicada en el puesto 47 del ranking mundial de la WTA, empleó dos horas y 39 minutos para doblegar a Kvitova (9) y conseguir así la segunda victoria de su carrera sobre una ‘top ten’, luego de la que había logrado en octubre del año pasado ante la ucraniana Elina Svitolina (5) en los cuartos de final de Roland Garros, donde cumplió una histórica actuación con su acceso hasta las semifinales.

La rosarina, de 23 años, asumirá su próximo partido frente a otra checa, Marketa Vondrousova (21), quien se impuso sobre la rusa Vera Zvonareva (156) por 7-6 (7-4), 6-7 (4-7) y 6-4.

Podoroska, quien no había comenzado bien el año ya que perdió el mes pasado en la ronda inicial del WTA de Abu Dhabi con la española Sara Sorribes por 6-3 y 6-3, recuperó su mejor versión en el Yarra Valley Classic, un torneo que oficia de aperitivo para su principal objetivo en el corto plazo, el abierto de Australia, primer Grand Slam del año a jugarse desde el lunes 8 de febrero en Melbourne.

La argentina se presentó en el certamen con una victoria sobre la británica Francesca Jones (244) por un cómodo 6-1 y 6-3, luego superó a la belga Greet Minnen (110) por 6-3 y 6-4, y hoy rendió de menor a mayor para doblegar a una tenista importante como Kvitova, doble campeona de Wimbledon, en las ediciones de 2011 y 2014, y finalista en Australia en 2019.

Podoroska perdió ajustadamente el primer set por 7-5, cuando jugó demasiado contenida en los momentos claves y eso permitió al lucimiento de la “zurda” Kvitova, con tiros más profundos y “winners” de ambos lados.

Lejos de achicarse, la rosarina tomó la iniciativa en el segundo parcial y mejoró su devolución, así quebró cuatro veces el servicio de la checa, que encima acusó un fuerte dolor en el pie izquierdo que motivó atención médica, en un combo que le significó perder el parcial por 6-1.



-->