Ambos organismos adelantaron que la vacuna contra el coronavirus aún no son una solución, y que esta pandemia generará el peor deterioro económico de los últimos 80 años.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaron hoy que pese al alentador advenimiento de las vacunas contra el coronavirus, en modo alguno constituyen de momento la solución a una pandemia que sigue provocando estragos en la salud y está próxima a generar el peor deterioro económico de los últimos 80 años.

Estados Unidos, el país más afectado por el flagelo, anunció que está listo para iniciar la campaña de vacunación entre el lunes y el martes próximos, aunque aún no recibió la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), imprescindible para su implementación que se prevé que llegue en las próximas horas.

Sin embargo, el presidente Donald Trump ordenó hoy al jefe de la FDA, Stephen Hahn, que autorizara la vacuna Pfizer/BioNTech hoy mismo o, en caso contrario, que renunciara, según el diario The Washington Post. Trump tuiteó esta mañana que la agencia era una “gran tortuga lenta”.

“Saca la maldita vacuna AHORA”, escribió Trump, acaso furioso porque el Reino Unido ya empezó a vacunar y otros países ya entregaron su aprobación.

Según el periódico, el jefe de gabinete, Mark Meadows, pidió directamente a Hahn que finalizara el proceso hoy o que renunciara.

En paralelo, el alcalde de Nueva York, Andrew Cuomo, decretó hoy el cierre de las salas interiores de los restaurantes a partir de la semana que viene debido al alarmante aumento de internaciones.

Por fuerte y renovada presión de los gobiernos regionales, el Ejecutivo central italiano aceptó finalmente discutir una posible flexibilización de restricciones para las fiestas de Navidad y Año Nuevo mientras que Suiza llamó a los miles y miles de turistas extranjeros a no acudir a sus tradicionales centros de esquí para evitar la propagación del patógeno.

Las autoridades sanitarias de Francia advirtieron que existe “alto riesgo” de que la circulación del virus vuelva a aumentar en las próximas semanas.

Si bien el Gobierno de Emmanuel Macron dispuso levantar el confinamiento el 15 de este mes, decidió remplazarlo por un toque de queda nocturno de 20 a 6, aunque habrá algunas prerrogativas para la noche del 24 para que haya al menos un módico festejo de Nochebuena.

Pese a alentadores avances sobre vacunas e inoculaciones próximas, no fue el caso de los laboratorios Sanofi y GSK, francés y británico respectivamente, que anunciaron hoy que sus antídotos no estarán listos hasta finales de 2021 tras verificar resultados peores a los esperados en los ensayos clínicos, medida que afectará primordialmente a la Unión Europea.

“Lamentablemente las vacunas tendrán un retraso de unos cuatro meses para mejorar la respuesta inmunológica en las personas mayores”, expresaron en un comunicado.

Por su lado, el secretario general de la ONU, António Guterres, alertó que el mundo “puede enfrentarse al peor deterioro económico de los últimos 80 años”, reiteró su crítica a la respuesta “desordenada y caótica” de los gobiernos para enfrentar la pandemia y opinó que “ninguna vacuna podrá corregir el daño ya causado”.

A su vez, se pronunció en favor de una reforma del Consejo de Seguridad del organismo a fin de reforzar el multilateralismo y de dar voz a los países emergentes que por sus carencias económicas más sufren el trastorno.

La OMS también avisó que las fiestas de Navidad y Año Nuevo podrían convertirse “en un drama” si no se toman las precauciones necesarias para evitar incrementos de infectados.

El director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la (OMS), Bruce Aylward, dijo por su parte que aunque la “luz al final del túnel brilla cada semana más” gracias a los resultados que se están obteniendo con las vacunas, “la mayoría de ellas son todavía escasas”.

Al respecto, Tedros refirió que “el logro mayor sería garantizar que todos los países disfruten de los beneficios de la ciencia de manera equitativa”.

Y les pidió que cubran “esta brecha de infrafinanciación” para que se puedan salvar vidas y se acelere la recuperación económica a nivel mundial.


-->