Verónica Soldato se refirió a las versiones que aseguraron que el conductor estaría dispuesto a pedirle perdón

Luego que Chiche Gelblung dijera en televisión que Horacio Cabak quería recomponer la relación con su mujer, Ángel de Brito le preguntó a ella si estaría dispuesta a perdonarlo y volver a su lado. Soldato, asperísima, respondió: “Él no quiere reconciliarse, quiere mantener su imagen impecable. No me interesa hablar con nadie, sólo lo hice con vos porque sabía que me ibas a respetar y no quería quedarme mal yo en casa y él haciendo chistes en la televisión”.

“Quise que se supiera todo esto para no quedarme con la angustia. Sino, él se hubiera ido de casa y todos me hubieran preguntado a mi. Es el culpable, el que trajo la basura a la familia y me parece bien que se saque la careta”, expresó.

“De ninguna manera me voy a arreglar con Cabak. No voy a seguir al lado de alguien que me engañó constantemente, que tiene una doble vida. No voy a andar persiguiendo a alguien para ver si me engaña. Él eligió eso, acá tuvo todo. Yo me valoro. Lo único que me preocupan son los chicos“, contó de manera segura.

También le confirmó que tiene sospechas del vínculo que Cabak tuvo con Rocío Oliva: “Él odiaba el tema Maradona, le parecía de cuarta. De repente, empezó a decir en casa que Rocío le caía bien, que era buena mina. Por las actitudes de Horacio, sospechaba. En ese momento no le veía chances pero ahora, atando cabos sí”, cerró, indignada.


-->