Lo decidió la jueza Sabrina Namer, a cargo de la ejecución de la pena por la causa de la toma de la comisaría de La Boca. Se hará efectiva desde el 24 de agosto

La jueza Sabrina Namer le concedió hoy la libertad condicional al dirigente social Luis D’Elía, quien se encuentra detenido bajo la modalidad de arresto domiciliario. La medida se hará efectiva a partir del próximo martes 24 de agosto. No obstante, deberá seguir cumpliendo una serie de reglas de conducta.

El dirigente peronista fue condenado en noviembre de 2017 a tres años y nueve meses de prisión por haber dirigido la protesta y la toma de la Comisaría 24 en el barrio porteño de La Boca, hace 16 años. Al comienzo de la pandemia, se le concedió el arresto domiciliario por su delicado estado de salud: es paciente coronario, diabético, con isquemia peri necrosis.

Sin embargo, en julio del año pasado, contrajo coronavirus y luego de estar ocho días internado en el Sanatorio Otamendi por tratarse de un paciente de riesgo, regresó a su hogar en Isidro Casanova, del partido de La Matanza. Reveló que tuvo suerte porque el virus no ingresó en sus pulmones.

D’Elía fue detenido recién el 25 de febrero de 2019 cuando Casación rechazó el último planteo que lo mantenía en libertad, con lo que la pena impuesta vencerá recién el 24 de noviembre de 2022.

No obstante, en julio de este año, el abogado del dirigente solicitó la libertad condicional a partir del 24 de agosto y fue entrevistado por el Equipo Interdisciplinario de Ejecución Penal.

En esa entrevista, D’Elía también aseguró que cuenta “con los ingresos por su jubilación y las distintas actividades que realiza como de asesoría sobre hábitat social, a la vez que continúa con actividades de militancia y actividades políticas, lo que le genera expectativas para la obtención de la libertad anticipada y así continuar trabajando para los movimientos sociales, agregando que preside el partido político “MILES”.

Al momento de resolver, la jueza Namer tuvo en cuenta “la conducta procesal que el interno registró durante su encierro domiciliario, y la mantenida a lo largo del proceso, destacándose que se presentó a estar a derecho una vez que la sentencia recaída a su respecto se tornó ejecutable, lo que también se vio reflejado en los informes de control de la prisión domiciliaria agregados al legajo y en la no comisión de nuevos delitos verificada en autos”.

Según el fallo, a partir del 24 de agosto D’Elía deberá residir en el domicilio de Isidro Casanova, abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas o consumir sustancias estupefacientes; no cometer nuevos delitos; someterse al cuidado de la Dirección Nacional de Control y Asistencia de la Ejecución Penal, y deberá informar si no está en su domicilio.

La toma de la comisaría 24 ocurrió el 26 de junio de 2004 cuando el entonces funcionario del gobierno de Néstor Kirchner, a cargo de la Subsecretaría de Tierras para el Hábitat Social, ingresó con otras personas a la seccional para reclamar por el crimen del dirigente comunitario Martín “Oso” Cisneros, asesinado por un vendedor de drogas de la zona. El caso se demoró durante años.

Recién en noviembre de 2017 terminó el juicio oral y D’Elía fue condenado por el Tribunal Oral Federal 6 por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves a la Policía Federal, instigación a cometer delitos, privación ilegal de la libertad y usurpación. Luego Casación confirmó la condena y redujo la pena a tres años y nueve meses de prisión.


-->