Se trata del hombre que vistió una remera que hacía alusión al golpe militar de 1976. Admitió haber participado del Operativo Independecia en Tucumán y de detener y secuestrar personas.

Carlos Noriega se hizo tristemente famoso el pasado domingo al viralizarse la remera que vistió en una marcha contra el gobierno en el km 0. La insignia que decía “24/03/76, día de gloria” generó el repudio en las redes por hacer apología a la última dictadura cívico-militar que azotó en el país y dejó como saldo la desaparición de 30.000 personas.

En las últimas horas dio entrevistas a diarios locales y admitió haber participado “en combate” del Operativo Independencia en Tucumán (1975-79) y también reconoció que tuvo que “perseguir gente, tipos que estaban con ideas del Che Guevara y esa manada de insurrectos”.

Como también expidió con total liviandad haber detenido a “un tal Nacif”, que podría tratarse de  Federico Guillermo Soria Nacif, un dirigente sanjuanino desaparecido en San Miguel de Tucumán en 1976.

Por estas declaraciones, rápidamente dos fiscales actuaron de oficio y abrieron una investigación sobre él. Se trata de Dante Vega, Fiscal General y titular de la Oficina de Asistencia en causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado en Mendoza, Dante Vega; y de Daniel Rodríguez Infante, fiscal Auxiliar de esa dependencia. Le enviaron la denuncia a Pablo Camuña, a cargo de la Procuradoría de Crímenes contra la Humanidad.

Según los dichos, Noriega puede ser al menos testigo de delitos de lesa humanidad perpetrados durante los ’70 aunque todo indique que fue claramente un represor del terrorismo de Estado.